Camerino: El apoyo del Papa a los sobrevivientes del terremoto

Camerino: El apoyo del Papa a los sobrevivientes del terremoto

Visita a los alojamientos de emergencia, a la catedral y misa con el pueblo

“Se necesita más fuerza para reparar que para construir, para comenzar de nuevo que para comenzar, para reconciliarse que para entenderse. Esta es la fuerza que Dios nos da”, dijo el Papa Francisco, al visitar las áreas de la diócesis italiana de Camerino afectadas por el terremoto de agosto de 2016, tres años después del desastre, este 16 de junio de 2019.

Llegado en helicóptero al centro deportivo de la Universidad de Camerino, el Papa fue a las estructuras de viviendas de emergencia donde se reunió con las familias que viven allí, en la ciudad de Cortine. Entró en varias casas e intercambió con los residentes, entre ellos una mujer de 92 años y su nieto comprometidos en la reconstrucción, instando a “no perder la esperanza” a “orar siempre”.

Afuera, también saludó a los residentes, les dio la mano, bromeó con ellos, bendijo a los niños y prestándose para los selfies. “Me hubiera gustado visitar todas las casas”, les dijo. “Estoy cerca de cada uno de ustedes … Rezo para que resuelvan esta situación lo antes posible. Gracias por su paciencia y su coraje”.

Usando un casco, el Papa luego fue a la catedral aún condenada. En medio de los escombros, ofreció una corona de flores y se refugió al pie de una estatua de la Virgen María desfigurada por el terremoto. Luego, después de haberse reunido brevemente con los alcaldes de las comunas de la diócesis, celebró la misa dominical en la Plaza Cavour.

“Con Dios”, dijo en su homilía, “los pesos de la vida no permanecen en nuestros hombros: el Espíritu, a quien llamamos cada vez que hacemos la señal de la cruz, cuando tocamos nuestros hombros, viene a nosotros a darnos la fuerza a sostener nuestros pesos … El que se acerca a Dios no es derrotado, avanza; logra comenzar de nuevo, intentando de nuevo reconstruir”.

Al expresar su cercanía con los habitantes, llamó a continuar con “gestos concretos de proximidad”: después de tres años, señaló que “el riesgo es que, después de la primera participación emocional y de los medios, la atención caiga y las promesas terminen en el olvido, aumentando la frustración de aquellos que ven el territorio cada vez más despoblado”.

La celebración concluyó con la oración del Ángelus. Luego, el Papa almorzó con los sacerdotes de la diócesis en el Centro de la Comunidad de San Pablo, antes de regresar al Vaticano a las 15h.

Camerino ha sufrido varios terremotos en las últimas décadas: en diferentes momentos en 2016, pero también en 1997.

Coment� la nota