El Vaticano denuncia la "deforestación sin control" que pone en riesgo a 30 millones de personas en la Amazonía

La Santa Sede presenta el proyecto de La Red Eclesial Pan Amazónica (REPAM)

El presidente del Pontificio Consejo de Justicia y Paz, cardenal Peter Kodwo Appiah Turkson, ha alertado de que está en peligro la supervivencia de 30 millones de personas en la Amazonía, el bosque tropical más extenso del mundo que comprende seis millones de kilómetros cuadrados, si continúan la contaminación por parte de las grandes empresas y la deforestación "sin control".

"Está en juego la defensa de la vida de varias comunidades que, en total, representan más de 30 millones personas", ha dicho el cardenal africano en una conferencia de prensa en el Vaticano en el que se ha presentado el proyecto de La Red Eclesial Pan Amazónica (REPAM).

Así, Turkson ha reivindicado la protección de la Amazonía y de las comunidades indígenas que viven allí que están amenazadas "por la contaminación, el radical y el cambio rápido el ecosistema de los que dependen, y la falta de protección de los derechos humanos fundamentales".

En este sentido, ha criticado que "la deforestación" avance "sin control", o que se inician "los proyectos de minería y la agricultura intensiva y sin consultar, ni involucrar a las poblaciones locales de la Amazonía, en el respeto de su dignidad".

Por su parte, el presidente de Cáritas, Michel Roy, ha pedido proteger la Amazonía, del saqueo y de la actividad de empresas mineras, petroleras y de gas.

Asimismo, el arzobispo de Huancayo (Perú) y presidente del Departamento de Justicia y Solidaridad del Consejo Episcopal Latinoamericano, Pedro Ricardo Barreto, ha criticado "los grandes proyectos extractivos, los monocultivos y el cambio climático", que "ponen en grave riesgo sus tierras y el entorno natural".

"La Amazonía es un territorio devastado y amenazado por las concesiones de los Estados a las corporaciones transnacionales, ha lamentado. Por otro lado, ha alertado de la "alta incidencia de sequías en la Amazonía". Algo que, según ha dicho, "no se creía posible y que hoy se está experimentando "con gran fuerza".

"Los Estados priorizan el crecimiento económico y las políticas sociales que favorezcan la explotación de los recursos naturales como urgencia nacional", ha comentado al respecto.

La Amazonía es compartida por Guyana, Surinam y Guyana Francesa (0.15%), Venezuela (1%), Ecuador (2%), Colombia (6%), Bolivia (11%), Perú (13%) y Brasil (67%). La "Red Eclesial Pan-Amazónica" (REPAM), organizado por el Departamento de Justicia y Solidaridad del CELAM (DEJUSOL) y por la Comisión Episcopal para la Amazonía de la Conferencia Nacional de Obispos de Brasil (CNBB), se creó en septiembre de 2014.

Coment� la nota