El Obispo Tissera dio a conocer destinos pastorales

El Obispo Tissera dio a conocer destinos pastorales

El inicio de los ministerios en las parroquias tendría lugar en abril y mayo. El padre Francisco Urbanija, de la Sagrada Familia de Berazategui, se alejará por cuestiones de salud.

El Padre Obispo Carlos José Tissera ha dado a conocer los nuevos destinos pastorales de algunos sacerdotes de la diócesis de Quilmes. El inicio de los ministerios en las distintas parroquias tendrá lugar durante los meses de abril y de mayo próximos.

A continuación, detallo cada uno de estos destinos:

– El Pbro. Francisco Urbanija ha presentado su renuncia como párroco por motivos de su edad y estado de salud. De esta manera se nombra al Pbro. Guillermo Feldmann como párroco de la parroquia Sagrada Familia de Berazategui. Iniciará ese ministerio el sábado 14 de abril en la Misa de las 19.

– Asimismo, ha nombrado administrador parroquial de la parroquia Nuestra Señora del Perpetuo Socorro de Quilmes Oeste al Pbro. Eduardo Gómez, quien comenzará su ministerio el domingo 15 de abril en la Misa de las 19.

– También se anunció que el Pbro. Diego Alejandro Morinigo oficiará como administrador parroquial de la parroquia San Cayetano de Florencio Varela. Asumirá esa misión el sábado 5 de mayo en la misa de las 19.

– Por su parte, el Pbro. Jorge César González fue nombrado párroco de la parroquia San Cayetano de Quilmes Oeste. Dará comienzo a su ministerio el domingo 6 de mayo en la misa de las 9.30. Del mismo modo se lo ha nombrado director pastoral de la parroquia Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa de Bernal Oeste.

– El Pbro. Juan José Vassallo continuará en su cargo de administrador parroquial de la parroquia Nuestra Señora de Itatí de Quilmes Oeste.

Cabe recordar, que la Cuaresma del año 2018 comenzó el 14 de febrero al 29 de marzo. Es un periodo del calendario litúrgico que comienza el Miércoles de Ceniza a las 12 y finaliza el Jueves Santo sobre las 15 (la hora nona) con la misa vespertina. Son unos días de “ayuno” y penitencia donde se excluyen los domingos, por ser días de fiesta. La Cuaresma tiene cinco domingos más el Domingo de Ramos, en cuyas lecturas los temas de la conversión, el pecado, la penitencia y el perdón, son dominantes. No es un tiempo triste, sino más bien meditativo y recogido. Es, por excelencia, el tiempo de conversión y penitencia del año litúrgico.

Coment� la nota