Nace la Conferencia Nacional de Mujeres Judías

Nace la Conferencia Nacional de Mujeres Judías

La fuerza impulsora detrás del congreso fue Hannah Greenebaum Salomón, que estaba profundamente involucrada en la vida comunitaria judía. Ella y su hermana, Henrietta Frank, habían sido las primeras judías admitidas en el Club de Mujeres de Chicago.

El 4 de septiembre 1893 se llevó a cabo en Chicago el primer cónclave nacional de mujeres judías. El evento llevó a la creación de la Conferencia Nacional de Mujeres Judías. 

La fuerza impulsora detrás del congreso fue Hannah Greenebaum Salomón. Salomón (1858-1942), nacida en Chicago, estaba profundamente involucrada en la vida comunitaria judía. Ella y su hermana, Henrietta Frank, habían sido las primeras judías admitidas en el Club de Mujeres de Chicago, una organización educativa e influyente. 

Salomón contó años más tarde que los líderes masculinos de la comunidad judía no estaban de acuerdo con la idea. 

Cuando abrió el congreso, sin embargo, una lista de 25 mujeres estaba preparada para dar charlas, en temas de religión, educación o filantropía. 

En el último día del congreso, Sadie American, otra ciudadana de Chicago que había participado en la planificación, presentó el discurso de clausura en el que propuso la creación de una organización de mujeres nacional permanente. 

La propuesta formal fue presentada por Julia Richman, por lo que todas las mujeres presentes en el Congreso se comprometieron en apoyar la organización que pudiera formarse. 

De este modo nació la Conferencia Nacional de Mujeres Judías - con Hannah Greenebaum Salomón como su primera presidente. En tres años, ya tenía 3300 miembros, y para el final de la presidencia de 12 años de Salomón sus miembros habían llegado a 10 mil. 

Durante esos primeros años, patrocinó una serie de iniciativas de educación - formación profesional, escuelas hebreas para las comunidades sin sinagogas, círculos de estudio - y también trabajó con el movimiento casa de beneficencia para los nuevos inmigrantes, entre otros programas para los miembros más débiles de la comunidad judía. 

Según su sitio web, en la actualidad tiene unos 90 mil miembros, y está dedicada al avance de una agenda progresista que incluye trabajar por el bienestar de los niños, los derechos reproductivos y la igualdad de derechos para las mujeres.

Coment� la nota