Mons. Radrizzani insta a la comunidad educativa a formar en valores

Mons. Radrizzani insta a la comunidad educativa a formar en valores

En un mensaje a las comunidades educativas con motivo del inicio del año lectivo, el arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Agustín Radrizzani SDB, recordó a padres y docentes que la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace es “fundamental para formar corazones juveniles”. “Ustedes, queridos amigos, pueden transmitir conocimientos y esto es válido; pero mucho más son los valores que viven. Esto se contagia en el trabajo de cada día”, subrayó.

En un mensaje a las comunidades educativas con motivo del inicio del año lectivo, el arzobispo de Mercedes-Luján, monseñor Agustín Radrizzani SDB, recordó a padres y docentes que la coherencia entre lo que se dice y lo que se hace es “fundamental para formar corazones juveniles”. 

“Ustedes, queridos amigos, pueden transmitir conocimientos y esto es válido; pero mucho más son los valores que viven. Esto se contagia en el trabajo de cada día”, subrayó. 

“Dios viene en ayuda de nuestras debilidades para que podamos favorecer el crecimiento de los jóvenes que nos fueron confiados. La conciencia que Dios nos regala de hacer algo lindo y útil hará más llevadera la fatiga de nuestro ser educadores”, agregó. 

El prelado también invitó a niños y jóvenes “a no tener miedo frente a los desafíos y problemas de cada día. Confíen en sus padres y amigos, confíen en sus educadores. Contagien a todos la alegría de ser hijos de un mismo Dios que nos quiere, nos cuida y acompaña; que nos entiende y nos quiere ver felices. Él los va a ayudar a ser hombres y mujeres que luchen por el bien, la justicia y la verdad”. 

Asimismo, los instó a disfrutar “lo maravilloso de la edad que les toca vivir, sean hermanos y compañeros, diviértanse sanamente, acompañen a los que están solos y siempre, siempre estén alegres”. 

Por último, monseñor Radrizzani les deseó “un año feliz por la entrega y la coherencia” y les pidió: “Crean en lo que hacen y háganlo de corazón”. 

“Que la Santísima Virgen de Luján nos ayude a realizar nuestro trabajo con alegría y esperanza. Haremos felices a los demás y seremos artífices de la construcción de un mundo más humano, más fraterno y más cristiano”, concluyó.

Coment� la nota