La Iglesia de Evita y Perón, restaurada

La Iglesia de Evita y Perón, restaurada

Por Cristina Alvarez Rodríguez

“Nos casamos porque nos quisimos, y nos quisimos porque queríamos la misma cosa”, escribió Evita recordando su unión con Juan Domingo Perón. 

La Iglesia de San Francisco de Asís de la ciudad de La Plata se convirtió, a partir de aquel 10 de diciembre de 1945, en un espacio histórico privilegiado para todas/os los peronistas y en patrimonio cultural relevante para todos los argentinos.

La parroquia tiene una historia que se inicia a tres años de la fundación de nuestra capital provincial. Construida en 1885,  incluyó una escuela a partir de 1888 y un convento al año siguiente, bajo la conducción de la orden religiosa que hizo de la pobreza una bandera: los Franciscanos.

El lugar elegido por Perón y Evita, que en aquellos turbulentos y esperanzados días de finales de 1945 los hermanó en un destino en común junto a una orden eclesiástica íntimamente vinculada a la historia de ambos protagonistas que transformarían definitivamente a la Nación.

La provincia tiene un importante patrimonio cultural y espiritual, y esta Iglesia es reflejo de eso. Nuestra vocación ha sido y siempre será preservar la cultura de nuestro pueblo. Gracias al trabajo conjunto entre el gobierno nacional de Cristina Kirchner y el gobierno provincial de Daniel Scioli, la iglesia fue habilitada, completamente restaurada y embellecida en su formato original.

Todavía hoy, la parroquia conserva el reclinatorio donde ambos contrayentes se arrodillaron frente al padre Fray Francisco C. Sciammarella en una ceremonia “sencilla, íntima y familiar” a la que “asistió toda la familia de Evita, los padrinos Domingo Mercante y Juana Ibarguren de Duarte”.

Dos meses después, Juan Domingo Perón se convertiría en Presidente de los argentinos y Eva Duarte de Perón en Evita, la mujer que le daría su sello propio al trabajo por los más humildes en el país y en exterior.

En el año 1975, la parroquia fue declarada Monumento Histórico Provincial, pero la Dictadura Militar en su política antipopular, la retiró del listado de monumentos históricos. Recién en 1987, el gobernador Cafiero le repuso esa condición y finalmente en 2011 fue declarado Monumento Histórico Nacional.

Celebramos la decisión del Gobernador de poner en valor la Iglesia San Francisco, y ratificamos nuestra vocación de seguir recuperando espacios culturales de nuestra Provincia como lo venimos haciendo: donde había un estadio abandonado, hoy tenemos la infraestructura deportiva multipropósito más moderna de Latinoamérica, y donde había un baldío en Mar del Plata, hoy tenemos el maravilloso Museo de Arte Contemporáneo.

La Iglesia San Francisco es un ejemplo más de este esfuerzo de recuperación del patrimonio cultural, un hecho que honra nuestra memoria y nos proyecta al futuro.

Coment� la nota