La Iglesia advierte que la violencia invade espacios

La Iglesia advierte que la violencia invade espacios

Mons. Bokalic señaló que en la sociedad santiagueña “falta la alegría de una convivencia pacífica” y alertó que la violencia está presente en “la familia, escuelas, clubes, calles y lugares de encuentro con otros hermanos”. Más de 20 mil fieles en Sumampa.

Frente a una multitud de fieles que llegaron al santuario de Sumampa Viejo, el obispo de la Diócesis de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bokalic le pidió a Nuestra Señora de la Consolación de Sumampa: ‘María, cuida y une nuestras familias’, al cerrar ayer los actos patronales que se desarrollaron durante todo el fin de semana.

Junto al rector del santuario, padre Mario Rolando Tenti, y sacerdotes de parroquias cercanas a Sumampa, Bokalic celebró la santa misa que precedió a la multitudinaria procesión que recorrió las callecitas de Sumampa Viejo.

‘María, Virgen de la Consolación, mira nuestras familias, cuídalas de los peligros de la desintegración, del egoísmo, de la pérdida del amor primero. Renueva nuestros corazones con tu amor materno para ser instrumentos de consolación para tantos hermanos y hogares que buscan la paz, la reconciliación y la integración familiar’, acentuó Bokalic en su mensaje a los fieles.

Después de una hermosa lluvia, el vallecito de Sumampa Viejo lució espléndido para recibir a miles de peregrinos y devotos que llegaron de diferentes puntos del país a participar de las Fiestas Patronales en honor a Nuestra Señora de la Consolación de Sumampa, aprovechando el fin de semana largo.

La última jornada de estas fiestas patronales se inició por la mañana en las ruinas de la basílica, donde se ofició la misa de los peregrinos, continuó con los bautismos, misa y bendición de embarazadas y niños.

Por la tarde, el obispo diocesano de Santiago del Estero, monseñor Vicente Bocalick presidió la misa central en la explanada de las ruinas de la catedral, donde participaron los integrantes de la misa santiagueña. Al finalizar la homilía, la imagen de la Madre del Consuelo, ante los vivas y los pañuelos en el aire, salió en peregrinación por las callecitas del vallecito de Sumampa Viejo.

Allí los jinetes y servidores fueron custodiando su paso, ante la muchedumbre que llegó a dar gracias o pedir como cada año a la Patrona de los Transportistas.

Como todos los años, miles de peregrinos llegaron hasta el vallecito de la Virgen desde la semana pasada, y desde el viernes estuvieron colmados los camping y lugares de acampe de la zona aledaña al santuario. Las lluvias de los días previos no hizo mella en los fieles devotos que cumplieron con su promesa de tomar gracias ante la sagrada imagen.

Coronación

El viernes hubo un oficio especial al conmemorarse un nuevo aniversario de la Coronación Pontificia de la sagrada imagen de la Virgen de la Consolación, la que tuvo lugar en las ruinas de la Catedral, y estuvo presidida por el obispo auxiliar de la Diócesis de Santiago del Estero, monseñor Ariel Torrado Mosconi.

Mientras tanto, anoche finalizó la tradicional Serenata a la Virgen que con la presencia de prestigiosos artistas provinciales se desarrolló desde el viernes por la noche, en la explanada de la antigua Catedral. También hubo espacio para cantores y bailarines que llegados de diferentes puntos del país rindieron culto a la Patrona.

Coment� la nota