Cristina Kirchner: "La causa AMIA fue un escenario de operaciones políticas"

Cristina Kirchner:

La ex presidente Cristina Kirchner dijo que la causa del atentado a la AMIA fue "un escenario de operaciones políticas nacionales e internacionales" y criticó la actuación del ex juez Juan José Galeano, sobre de quien dijo que tenía la "sensación que juntaba papeles".

"La causa AMIA fue un escenario de operaciones políticas nacionales e internacionales. De hecho, a 22 años estamos acá sin saber qué pasó", dijo Cristina Kirchner al declarar como testigo en el juicio oral por las irregularidades en la investigación del atentado.

La ex presidente fue convocada a declarar porque entre 1996 y 2001 fue integrante de la Comisión Bicameral del Congreso de seguimiento de los atentados terroristas de la AMIA y la Embajada de Israel, ocurridos en 1994 y 1992, respectivamente, y que dejaron 107 muertos y más de 500 heridos.

En sus casi cuatro horas de declaración criticó al juez Galeano, hizo referencia al ex agente de inteligencia Antonio Stiuso y al fallecido fiscal Alberto Nisman, y dijo por qué creía que Argentina sufrió dos atentados terroristas en dos años.

A las 10:10 Cristina Kirchner llegó a los tribunales de Comodoro Py. La esperaban diputados y ex funcionarios de su gobierno como Oscar Parrilli, Axel Kicillof, Martín Sabatella, Héctor Recalde, Carlos Tomada, Diana Conti, Teresa Garcia y Juan Martín Mena, entre otros.

Ingresó a las 10:40 a la Sala Amia de los tribunales. Había estado en el mismo lugar hace 13 años, cuando el 4 de diciembre de 2003 declaró también como testigo en el juicio por el atentado que fue anulado y que derivó en el caso que se juzga ahora por las irregularidades en la investigación.

La ex presidente se paró y levantó su mano derecha para decir "sí juro", cuando el presidente del Tribunal Oral Federal 2, Jorge Gorini, le preguntó si iba a decir la verdad.

"Voy a hacer un esfuerzo para acordarme de las cosas. Y no quise leer para ser una testigo de verdad", aclaró al comienzo de su declaración por los 20 años que pasaron desde los hechos.

La ex presidente ratificó sus críticas a Galeano. Como integrante de la Comisión firmó tres dictámenes -1997, 1998 y 2001– y en el último criticó la actuación del juez, quien fue destituido en 2005 por mal desempeño de sus funciones.

Recordó que tuvo tres reuniones con Galeano, a quien calificó de "muy parco en sus expresiones, me costaba entenderlo, no me miraba".

La última reunión fue en 2001 en una sala del subsuelo de Comodoro Py. La ex presidente recordó que el lugar estaba repleto de expedientes del caso AMIA y que tomó uno al azar en el que había muchas fotografías de un taller mecánico. "Le dije que se había hecho un trabajo para juntar papeles", sostuvo y que en ese encuentro le preguntó al juez si había recibido un llamando de Munir Menem, hermano del entonces presidente Carlos Menem. "No recuerdo", contestó Galeano. Cristina Kirchner insistió en la pregunta, lo que generó un clima tenso y el corte abrupto de la reunión.

La pregunta fue porque una de las acusaciones contra el juez es que a pedido del gobierno de Menem dejó de investigar la llamada "pista siria", lo que se activó a partir del llamando de Munir Menem. Una defensa le preguntó si esa misma pregunta se la hizo al entonces Presidente. "Yo no hablaba con Menem", contestó.

Cristina Elisabet Kirchner (NA)Cristina Elisabet Kirchner (NA)

Su visión de Galeano, explicó la ex mandataria, cambió cuando declaró en 2000 en la Comisión Claudio Lifschitz, abogado de la Policía Federal, hombre de inteligencia de esa fuerza y que fue secretario de Galeano en la causa. Lifschitz enumeró las irregularidades del juez: destrucción de pruebas, intervenciones ilegales de teléfonos y el pago de 400 mil dólares al reducir de autos Carlos Telleldín para que acuse a oficiales de la Policía Bonaerense. La sospecha sobre Lifschitz era que fue puesto por la Policía Federal para perjudicar a la ex SIDE.

En su declaración, Cristina Kirchner dijo que el testimonio de Lifschitz le resultó verosímil y recordó un diálogo que tuvo con el fallecido diputado Carlos Soria, presidente de la Comisión.

-Gringo, ¿Galeano aguanta un careo con este tipo?

-Ni cinco minutos

También dijo que como integrante de la Comisión ya avizoraba que algunos aspectos de la investigación de Galeano no pasaban un juicio oral.

"Mi único desvelo eran los familiares, no me importaba lo que decía la AMIA, ellos perdieron un edificio, ladrillos, los familiares a sus seres queridos", dijo en otro tramo y recordó que se reunió con Diana Malamud y Laura Ginsberg, familiares de víctimas del atentado, y recordó que eran muy críticas de Galeano y que desconfiaban de sus intenteciones.

Sobre la AMIA afirmó que tenía "una defensa notoria de la tarea de Galeano y los fiscales", Eamon Müllen y José Barbaccia, también juzgados por las irregularidades.

La ex presidente nombró a Nisman. Dijo que él, Müllen y Barbaccia también avalaron a Galeano y nunca lo criticaron. Nisman denunció a la ex presidente y a parte de su gobierno en enero del 2015 como presuntos encubridores de los iraníes acusados del atentado. Esa denuncia está archivada por inxesitencia de delito.

Sobre Stiuso contó que lo vio en una oportunidad en una reunión que la Comisión tuvo en el edificio de la ex SIDE en la calle 25 de mayo. Pero no pudo responder otras cuestiones sobre el rol de Stiuso en la investigación del atentado. El agente de inteligencia, hombre fuerte de la SIDE durante el kirchnerismo, fue echado durante el último tramo del gobierno de Cristina Kirchner.

Cuando su declaración llevaba dos horas y media se cortó la luz en la sala de audiencias y se prendió el equipo de emergencia. La luz volvió al minuto y el juez Gorini dispuso un cuarto intermedio de 15 minutos, tras el cual continuaron la declaración.

A la ex presidente solo se le permitió responder preguntas sobre su rol como integrante de la Comisión Bicameral, lo que fue criticado por varias defensas que querían que Cristina Kirchner responda sobre lo que supo de la causa como primera mandataria. Por ese motivo no pudo precisar su opinión sobre que "la causa AMIA fue un escenario de operaciones políticas nacionales e internacionales".

Sí respondió cuáles eran las hipótesis que manejaba la Comisión respecto de por qué la Argentina sufrió dos atentados –Embajada de Israel (1992) y AMIA (1994)– en dos años. Al respecto, manifestó que los miembros de la Comisión hablaban sobre la decisión del Gobierno de Menem de formar parte de la coalición de occidente en la guerra del Golfo Pérsico o por el incumplimiento de compromisos internacionales en materia nuclear con Irán.

La declaración terminó a las 14:40. La ex presidente saludó a cada uno de los jueces y se retiró.

Son 13 los acusados que están siendo juzgados en el juicio: Menem, Galeano, Müllen, Barbaccia; el ex jefe de la SIDE Hugo Anzorreguy y su segundo, Juan Carlos Anchezar; los ex comisarios de la Policía Federal Jorge Palacios y Carlos Castañeda; el ex titular de la Delegación de Asociaciones Israelitas Argentinas (DAIA) Rubén Beraja; el reducidor de autos Carlos Telleldín y su ex esposa Ana Boragni; el abogado Víctor Stinfale; y el ex agente de inteligencia Patricio Finnen.

Lo que se juzga es el pago ilegal de 400 mil dólares -avalado por Galeano a instancias de la ex SIDE- a Telleldín para que acuse falsamente a oficiales de la Policía Bonaerense y el desvío de la investigación de lo que se conoció como "la pista siria", que involucraba a Alberto Kannore Edul, un empresario de origen sirio libanés.

La causa por el encubrimiento de la investigación se inició en 2005 luego de que otro tribunal oral anulara toda la causa del atentado cuando llegó a juicio oral por las severas irregularidades que encontró.

El primer juez del caso fue Claudio Bonadio, quien fue apartado por la Cámara Federal por no avanzar en la investigación sobre Carlos Corach, ex ministro del Interior del gobierno de Menem, y con quien el magistrado había trabajado. Finalmente, el expediente recayó en el juez Ariel Lijo, quien procesó y envió a juicio a los acusados.​

Coment� la nota