Concluyó ayer el proceso canónico de María Antonia de Paz y Figueroa

Concluyó ayer el proceso canónico de María Antonia de Paz y Figueroa

El obispo auxiliar de Buenos Aires y parte actora de la causa, monseñor Ernesto Giobando, presidió la firma de las actas.

Con una misa de acción de gracias que tuvo lugar ayer en la Catedral de la ciudad de Santa Fe, se cerró una nueva instancia del proceso de canonización de la beata santiagueña María Antonia de Paz y Figueroa, Mama Antula.

La ceremonia fue presidida por el obispo auxiliar de Buenos Aires y parte actora de la causa, monseñor Ernesto Giobando, y estuvo presente Claudio Perusini, quien habría recibido el supuesto milagro por intercesión de Mama Antula, que ahora será analizado en la Santa Sede.

La jornada comenzó con el lacrado ante escribano público de los sobres con todos los testimonios que ahora serán enviados a El Vaticano, para que sean analizadas por los cuerpos profesionales y teológicos.

De esta manera se dio un paso trascendental en el proceso de beatificación de Mama Antula, con el cierre de la instancia arquidiocesana del presunto segundo milagro, necesario para hacerla santa.

En esta instancia del proceso, monseñor José María Arancedo, cuando se desempeñaba como administrador apostólico de Santa Fe de la Vera Cruz, llevó adelante la investigación sobre un nuevo supuesto milagro de Mama Antula. La gracia habría sido recibida a un hombre de esa provincia quien, luego de sufrir un ACV, había sido diagnosticado sin esperanzas de sobrevida.

Durante la ceremonia, Giobando fue nombrado portador de toda la documentación hacia la Arquidiócesis de Buenos Aires, desde donde será enviada a la Santa Sede.

Coment� la nota