En la comunidad judía vinculan desistimiento con que en dos meses prescribe causa en Magistratura

En la comunidad judía vinculan desistimiento con que en dos meses prescribe causa en Magistratura

Importantes dirigentes de la DAIA vincularon la resolución de hoy, jueves, del juez Daniel Rafecas (foto) de desestimar la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman contra la presidenta Cristina Fernández de Kirchner, el canciller Héctor Timerman y el diputado Andrés Larroque, entre otros, por encubrir a los imputados iraníes del atentado a la AMIA con el hecho que en dos meses prescribirá la causa en su contra en el Consejo de la Magistratura como coletazo de su investigación del vicepresidente Amado Boudou.

Venía “haciendo la plancha”, a la espera de que pasara ese tiempo, y justo le cayó este “hierro caliente” por sorteo, así que “terminó cediendo para salvar su carrera, y de alguna manera traicionó a Nisman y a sus colegas del Poder Judicial”, se indignaron en diálogo con la Agencia Judía de Noticias (AJN).

Esto no solo “vuelve a matar” a Nisman, sino que implica que “cosas trascendentes del país como esta causa se terminan dirimiendo por necesidades personales de funcionarios”, criticaron las altas fuentes comunitarias.

El 26 de abril de 2012, la Sala I de la Cámara Federal porteña apartó a Rafecas del “caso Ciccone”, en el cual Boudou está procesado y a punto de ir a juicio oral por cohecho pasivo (recibir una coima) y negociaciones incompatibles con la función pública, ante el “temor de parcialidad” invocado por otro de los imputados, el amigo y socio vicepresidencial José María Núñez Carmona, por “haber dado consejos o manifestado extrajudicialmente su opinión sobre el proceso a alguno de los interesados”, después que se conocieran 196 mensajes de Whatsapp entre el juez y el abogado Ignacio Danuzzo Iturraspe, que paradójicamente integraba la defensa de Boudou, Núñez Carmona y Alejandro Vandenbroele.

Paralelamente, el gobierno denunció al magistrado en el Consejo de la Magistratura.

Pero el rechazo no solo está relacionado con la presunta motivación de Rafecas, sino también con su desempeño: “La gente se pregunta cuál era el apuro para desestimar la denuncia de Nisman sin siquiera abrirla a prueba, ni tomarse un tiempo para investigarla”.

En ese sentido, los informantes subrayaron a AJN que la resolución se dio apenas tres días antes de que la mandataria inaugure las sesiones ordinarias del Congreso de la Nación y en medio de su disputa con jueces y fiscales a quienes enroló en un presunto “partido judicial” y del cual el cuestionado magistrado parecería querer despegarse.

“El fiscal (Gerardo Pollicita) se ‘juega’ cuando no va al Congreso (tras la invitación de tres comisiones controladas por el kirchnerismo) y ahora resulta que Rafecas desestima” la denuncia de Nisman, se quejaron.

Coment� la nota