Macri, Bolsonaro y un viaje a la Argentina: los temas del encuentro entre el Papa Francisco y un ex dirigente del PJ

Macri, Bolsonaro y un viaje a la Argentina: los temas del encuentro entre el Papa Francisco y un ex dirigente del PJ

El Sumo Pontífice recibió ayer al ex Defensor del Pueblo Eduardo Mondino y a su esposa. "Al pasado no se vuelve", dijo enigmático el Papa

Fue una reunión de una hora donde, al parecer, hablaron de todo: la preocupación del Vaticano por el regreso de los nacionalismos de derecha con Jair Bolsonaro como referente en la región, el futuro electoral de la Argentina, una mirada diferente de Mauricio Macri y el crecimiento de la derecha en Europa.

El papa Francisco recibió ayer en la residencia de Santa Marta al ex Defensor del Pueblo y dirigente del peronismo cordobés Eduardo Mondino que llegó acompañado por su mujer, la periodista Carolina Perin. Y según relataron fuentes allegadas al matrimonio que estuvo con el Sumo Pontífice este se mostró distendido, de buen humor y hasta se permitió el detalle de pedirles él mismo un taxi para volver al hotel de Roma donde se hospedaban.

"Macri es una buena persona y tengo buena relación con él. No sé por qué dicen que me llevo mal", irrumpió Francisco según relataron a Infobae allegados a Mondino y su esposa, que se mostraron muy sorprendidos con esa frase. No hubo puntualmente elogios hacia la gestión de Macri pero tampoco un mensaje beligerante al jefe de Estado.

No fue la única sorpresa en el tono discursivo del Papa que se llevó de Santa Marta el matrimonio Mondino. Al hablar sobre el futuro electoral en la Argentina y evaluar todas las ofertas posibles de candidatos que mencionó el ex Defensor del Pueblo, el Papa Francisco habría deslizado tajante: "al pasado no se vuelve". No fue una referencia puntual sobre Cristina Kirchner a quien, según relataron las fuentes consultadas, el Papa ni siquiera mencionó. Pero Mondino y Perin así lo entendieron. En tal caso, resultó ser una frase enigmática que encierra muchos mensajes juntos.

En otro tramo de la conversación que se desarrolló entre las 17 y 18 horas de Roma, Francisco comentó a sus visitantes argentinos sobre una decisión inequívoca de la Santa Sede: "Pecadores si, corruptos no". Tampoco en este pasaje Mondino entrevió una referencia directa hacia algún dirigente argentino en particular de parte del Sumo Pontífice.

Francisco dejó en claro ayer en el encuentro con Mondino en Santa Marta que no vendrá a la Argentina este año porque se trata de un período electoral. Pero no descartó visitar el país en el 2020.

Al evaluar el panorama internacional el Papa Francisco alertó a Mondino que la situación en Venezuela es "agobiante" y mencionó que China, Rusia y Turquía "están acaparando" el régimen de Nicolás Maduro, según dijo un amigo del matrimonio Mondino. A la vez, el Papa mencionó que en Nicaragua el presidente Daniel Ortega "se creyó que puede volver a ser un joven revolucionario" en relación a la situación de violencia y al esquema dictatorial que se vive allí en estos días.

Sobre el flamante presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, al parecer el Papa mostró una fuerte preocupación ante Mondino por lo que denominó "un crecimiento del regreso de los nacionalismos de derecha". Hecho que equiparó con los movimientos de derecha que surgieron en Europa.

Mondino publicó ayer en su cuenta de Twitter una breve referencia de ese encuentro: "Hoy una hora de conversación con Francisco, un momento único, increíble hablamos de todo como hace más de cinco años cuando habitualmente me reunía con El. Un grande de verdad. La personalidad más importante de Argentina en el Mundo", dijo.

El ex Defensor del Pueblo Eduardo Mondino

En cambio, Perin sólo publicó una foto con el Papa y una frase de este que dice: "Invertir la situación es una de las formas más maravillosas en que Dios actúa en nuestras vidas".

Mondino, que fue diputado del PJ entre 1995 y 1999 para pasar a ser inmediatamente Defensor del Pueblo hasta el 2009, siempre mantuvo un contacto con Jorge Bergoglio. Según comentó un allegado a este dirigente del PJ que ahora trabaja en la empresa Pellegrini, hace un mes le envió una carta personal para pedirle una reunión y de inmediato recibió la invitación a Santa Marta.

Al parecer, el Papa estaba de tan buen humor que hasta se permitió el detalle de pedir él mismo un taxi para el matrimonio. Al final de la charla de una hora, Francisco le preguntó a Mondino cómo se iba de regreso al hotel y el ex Defensor del Pueblo respondió que en un taxi. De inmediato, Francisco salió de la sala y regresó instantes después con una gran sonrisa diciendo que ya había pedido un taxi. Mondino y Perin no lo podían creer. Acababan de tener un encuentro histórico con el personaje más interesante de la historia argentina de los últimos años, el mismo que personalmente se ocupó de que viajaran en un taxi seguros hasta su hotel.

Coment� la nota