Más de 10 millones de chiitas culminan la peregrinación del Arbain

Más de 10 millones de chiitas culminan la peregrinación del Arbain

La manifestación de fe marca el final de los 40 días de duelo por la muerte del nieto del profeta Mahoma. Los fieles, vestidos de negro, se golpeaban la cabeza o el pecho al ritmo de oraciones. La mayoría de los devotos eran iraquíes e iraníes.

Más de 10 millones de chiitas terminaron el martes la peregrinación del Arbain en Kerbala, ciudad santa del centro de Irak, bajo grandes medidas de seguridad en un país que declaró hace menos de un año haber vencido al grupo yihadista Estado Islámico (EI).

Esta peregrinación, una de las mayores celebraciones religiosas del mundo, congregó en los últimos días más de 13 millones de fieles llegados principalmente de Irak y de Irán, según las autoridades.

El Arbain es una de las fiestas más importantes del calendario chiita. Marca el final de los 40 días de duelo por la muerte del nieto del profeta Mahoma, el imán Husein, asesinado en el año 680 por las tropas del califa omeya Yazid durante la batalla de Kerbala.

Vestidos de negro, miles de hombres, mujeres y niños se golpeaban el martes la cabeza o el pecho al ritmo de oraciones, intentando tocar la tumba del nieto del profeta Mahoma, en el mausoleo de cúpula dorada en Kerbala.

En este santuario ubicado a cientos de kilómetros al sur de Bagdad, se cruzaron fieles iraquíes, iraníes, libaneses, pakistaníes o afganos.

Se suele ofrecer a los fieles, como es tradición, almuerzos copiosos, té e incluso masajes para los que caminaron cientos de kilómetros.

A las entradas de la provincia de Kerbala, las fuerzas de seguridad registraron a los peregrinos y a sus vehículos, para asegurar los cientos de kilómetros de carreteras que llevan a la ciudad santa. Igualmente se movilizaron helicópteros.

La seguridad de las ceremonias, que el año pasado reunieron a 14 millones de fieles, es una preocupación central para las autoridades en Irak, donde los lugares santos o congregaciones chiitas fueron en numerosas ocasiones el blanco de ataques de los yihadistas sunitas.

Coment� la nota