Al abrir corredor religioso, Pakistán llama a la paz con India

Al abrir corredor religioso, Pakistán llama a la paz con India

El llamamiento lo hizo el primer ministro pakistaní al inaugurar la construcción de un nuevo paso fronterizo que conectará dos templos de la minoría religiosa sij en uno y otro país.

El primer ministro paquistaní, Imran Khan, hizo hoy un llamamiento a la paz con la India, su histórico rival nuclear, en una ceremonia para inaugurar la construcción de un nuevo paso fronterizo que conectará dos templos de la minoría religiosa sij entre Pakistán y la vecina India.

"Los líderes de Pakistán y la India deben romper las cadenas del pasado. La paz no se puede alcanzar a menos que las dos partes miren al futuro en lugar de obsesionarse con lo ocurrido", afirmó Khan en el área de Narowal, próxima a la frontera india.

El político se preguntó por qué la India y Pakistán no pueden vivir en paz como lo hacen Francia y Alemania, que libraron numerosas guerras en el pasado.

Khan remarcó que los líderes políticos y los militares paquistaníes están de acuerdo en el deseo de mantener "una relación civilizada" con la India y aseguró que una guerra entre los dos países nucleares sería una "locura".

Al acto de colocación de la primera piedra del corredor religioso asistieron además de Khan, el jefe del poderoso Ejército, el general Qamar Javed Bajwa, y el ministro de Exteriores, Shah Mehmood Qureshi, entre otras autoridades paquistaníes.

Por parte de la India, asistieron el exjugador de cricket Navjot Singh Sidhu, ahora reconvertido en político, además de la ministra de Alimentos, Harsimrat Kaur Badal, y el viceministro de Vivienda, Hardeep S. Puri.

El corredor de cuatro kilómetros conectará los templos religiosos de Dera Baba Nanak en suelo indio con el de Darbar Sahib Kartarpur, en la provincia del Punjab, donde falleció en 1539 el gurú Nanak, fundador del sijismo, en territorio paquistaní, una antigua reivindicación de esta comunidad religiosa.

Se espera que la construcción finalice antes de septiembre del año que viene, cuando se celebra el 550 aniversario de la muerte de gurú.

Una vez finalizado los peregrinos sijs indios podrán cruzar sin visado al templo Darbar Sahib Kartarpur, uno de los lugares más importantes para esta religión.

La construcción del paso fronterizo se produce en un momento de tensión entre los dos países con un número récord de violaciones del alto el fuego en la frontera internacional y en la Línea de Control en Cachemira, región que se disputan desde 1947.

En septiembre, Pakistán acusó a la India de violar el alto el fuego más de 2.050 veces en lo que iba de año y matar a 33 civiles, el mayor número desde el acuerdo alcanzado en 2003 para detener los enfrentamientos en sus fronteras.

Por su parte, la India acusó a Islamabad de 1.591 violaciones del alto el fuego en lo que va de 2018, además de criticar con frecuencia el supuesto respaldo de Pakistán a grupos terroristas que actúan en territorio indio.

Los dos países han librado tres guerras y varios conflictos menores desde su independencia en 1947 del Imperio Británico.

Coment� la nota