El Vaticano prohíbe que católicos y protestantes compartan la misa

El Vaticano prohíbe que católicos y protestantes compartan la misa

Las diferencias en la eucaristía y el ministerio son "todavía tan importantes" que excluyen la participación de miembros de una confesión en la celebración de la otra. Fue la respuesta de Doctrina de la Fe al presidente del Episcopado alemán.

'Tomad y comed todos de él'... pero no si eres católico en una iglesia protestante, o protestante en un templo católico. Esta es la conclusión de la Congregación para la Doctrina de la Fe, que ha escrito al presidente de la Conferencia Episcopal Alemana, Georg Bätzing, mostrando su negativa a que ambas confesiones cristianas compartan la Eucaristía (o 'Cena del Señor'), como había acordado el pasado año el Grupo de Trabajo Ecuménico y las iglesias protestantes iban a comenzar a hacer en breve.

Tal y como recoge Katolisch.de, el dicasterio presidido por monseñor Luis Ladaria Ferrer considera que las diferencias en la comprensión de la Eucaristía y el ministerio son "todavía tan importantes" que excluyen la participación de cristianos católicos y protestantes en las celebraciones de la otra confesión. Tampoco hay fundamento para una "decisión individual de conciencia", precisa Doctrina de la Fe.

La carta ha sido recibida como un balde de agua fría, otro más, lanzado desde el ex Santo Oficio contra el 'Camino Sinodal' alemán, que mantiene abierta toda una serie de discusiones, que van desde la intercomunión al acceso de las mujeres al sacerdocio o el diaconado. El portavoz del Episcopado alemán, Mattias Kopp, confirmó la recepción de la carta, al tiempo que informó que los obispos la debatirán en su asamblea plenaria, prevista para la semana próxima.

Para Doctrina de la Fe, el documento aprobado el pasado septiembre por teólogos protestantes y católicos contiene cuestiones no suficientemente aclaradas acerca de la Eucaristía o la ordenación sacerdotal. "Una apertura para una comunión eucarística con la Iglesia Evangélica en Alemania abriría necesariamente nuevas fisuras en el diálogo ecuménico con las Iglesias ortodoxas", más allá de las fronteras de Alemania.  

Los obispos alemanes tienen muchos temas candentes que tratar en la asamblea plenaria de la próxima semana. Después de todo, la nueva corrección de Doctrina de la Fe no es la primera intervención de Roma en el pasado reciente.

Comentá la nota