El Papa pidió respetar a la naturaleza y no apoderarse de ella

El Papa pidió respetar a la naturaleza y no apoderarse de ella

El papa Francisco pidió este lunes "respetar y tutelar" la naturaleza y no apoderarse de ella, por considerar que es responsabilidad del hombre debido a que es "la primera creación de Dios".

La "Tierra debe ser cuidada y no subyugada", dijo Jorge Bergoglio en la homilía de la misa matinal en la Casa Santa Marta, reflexionando sobre el relato de la creación narrado en el libro del Génesis y sobre el fragmento del evangelio de hoy sobre la nueva creación.

"Cuando sentimos que la gente hace reuniones para pensar cómo custodiar lo creado -comentó el Pontífice- podemos decir: Pero no, no son los verdes! Esto es cristiano! Es nuestra respuesta a la primera creación de Dios. Es nuestra responsabilidad". 

"Un cristiano que no cuida lo Creado, que no lo hace crecer, es un cristiano al cual no le importa el trabajo de Dios, ese trabajo nacido del amor de Dios para nosotros. Y esta es la primera respuesta a la primera creación: custodiar lo creado, hacerlo crecer", remarcó Francisco.

La responsabilidad también implica "tener cuidado de no apoderarnos de lo Creado, sino de hacerlo seguir adelante, fieles a sus leyes, trabajar para custodiar lo Creado", afirmó el Papa.

"Un cristiano que no custodia lo Creado, que no lo hace crecer, es un cristiano al cual no le importa el trabajo de Dios, ese trabajo nacido del amor de Dios para nosotros", dijo.

A la "primera creación tenemos que responder con la responsabilidad que el Señor nos da: la tierra es vuestra, llevadla adelante, hazla crecer", sostuvo Bergoglio.

"También para nosotros existe la responsabilidad de hacer crecer la Tierra, de hacer crecer lo Creado, de custodiarlo y hacerlo crecer según sus leyes. Somos señores de lo Creado, no patrones", manifestó.

La nueva creación, la re-creación, en cambio, es "la de Jesús que viene a re-crear lo que había sido arruinado por el pecado".

Vemos a Jesús entre la gente, observó Francisco, y "los que lo tocaban eran salvados: es la re-creación".

"Esta segunda creación -subrayó el Pontífice- es más maravillosa que la primera; este segundo trabajo es más maravilloso".

Por último, dijo, hay "otro trabajo, el de la perseverancia en la fe que lo hace el Espíritu Santo. Dios trabaja, sigue trabajando y nosotros podemos preguntarnos cómo tenemos que responder a esta creación de Dios, que nació del amor, porque él trabaja por amor".

Coment� la nota