Papa Francisco: Sólo te pido que hagas latir tu corazón

Papa Francisco: Sólo te pido que hagas latir tu corazón

¿Pasas de largo sin atender las necesidades de los otros? El vídeo-mensaje enviado para una «conversión a la diaconía social»

El papa Francisco instó a servir a los demás y a no pasar de largo sin atender las necesidades del otro. Lo hizo a través de un video-mensaje enviado en ocasión de un curso organizado por la diócesis argentina de Comodoro de Rivadavia en la Patagonia, con el tema Conversión a la diaconía social. Cómo cuidar a los demás, siguiendo el ejemplo del Buen samaritano.

Francisco explicó, a propósito del titulo del curso, que la conversión a la diaconía social significa entender que tengo que servir a los demás, que no estoy solo en el mundo, que tengo que ver lo que necesita el otro, qué necesidades materiales o espirituales tiene.

El Obispo de Roma exhortó a abandonar el egoísmo, pues, sostuvo estamos acostumbrados a pasar cerca del que sufre y darle la espalda.

Sin embargo Jesús, nos pide que sirvamos a los demás como el Buen Samaritano, del cual no conocemos su nombre, un hombre anónimo que lo cuidó, que estaba a la orilla de la calle, indicó.

En su video-mensaje grabado desde la Casa Santa Marta, sostuvo que al borde del camino de la vida, hay hombres y mujeres como nosotros, hay ancianos y niños que nos piden, con una mirada, que les demos una mano.

De ahí el estímulo del Papa a «un proceso de conversión a la diaconía, para ser diáconos, servidores de los demás«.

Esto debido a que Jesús dice: ‘Ni siquiera los que han dado un vaso de agua en mi nombre quedarán sin recompensa‘ (Mt 10,42)».

El Pontífice concluyó invitando a tener valentía y dejarse llevar por el bien. «Sólo te pido que hagas latir tu corazón, nada más, y que miren bien. El resto vendrá solo».

Luego envió su bendición, realizó la invocación a la Virgen María y pidió oraciones a los cerca de 600 agentes pastorales de toda la diócesis argentina que participan en el curso de espiritualidad en modalidad virtual.

Comentá la nota