Obispos europeos se suman al reclamo por el arzobispo de Minsk

Obispos europeos se suman al reclamo por el arzobispo de Minsk

La Conferencia Episcopal Europea exige al gobierno bielorruso "el regreso inmediato a casa del arzobispo de Minsk y la reanudación de su ministerio episcopal" al tiempo que anima a una salida pacífica al conflicto que tiene en vilo al país.

Han pasado cuatro días, y el arzobispo de Minsk, Tadeusz Kondrusiewicz, no ha podido regresar a Bielorrusia. Retenido en la frontera con Polonia, es el propio presidente del país, Alexandr Lukashenko, quien le impide el paso, acusándole de recibir "misiones concretas" en Polonia para favorecer al movimiento opositor.

En este contexto, los obispos europeos, a través de un comunicado de la CCEE, han mostrado "la cercanía de todo el episcopado europeo a monseñor Kondrusiewicz y la Iglesia de Bielorrusia en este delicado momento", al tiempo que hacen suyo el llamamiento del Papa Francisco al "diálogo, el rechazo de la violencia y el respeto a la justicia y a la ley".

A la vez, exige al Gobierno bielorruso "el regreso inmediato a casa del arzobispo de Minsk y la reanudación de su ministerio episcopal", y anima a todos a "comprometerse en una solución pacífica al conflicto y a seguir, con confianza, la vía del diálogo por el bien del hombre, y de la sociedad en su conjunto".

Los obispos también recuerdan las palabras del Papa en las que confía a “todos los bielorrusos a la protección de Nuestra Señora Reina de la Paz”.

Monseñor Tadeusz Kondrusiewicz, presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Bielorrusia, volvía a su país el lunes 31 de agosto después de participar en las celebraciones en honor de Nuestra Señora de Częstochowa, en Polonia, cuando los guardias fronterizos no lo dejaron pasar. 

Desde entonces, está a la espera de una decisión en su favor. Incluso, escribió una carta en la que expresa que es “completamente incomprensible” que le hayan bloqueado la entrada sin explicaciones.

Comentá la nota