Obispos Colombia ante elecciones: persona humana y bien común en el centro

Obispos Colombia ante elecciones: persona humana y bien común en el centro

La Conferencia Episcopal de Colombia ha dirigido un mensaje a los candidatos a las elecciones locales del próximo 27 de octubre

En el mensaje, los obispos consideran que en el actual momento que vive la nación “Las elecciones representan la oportunidad de pensar y proyectar el país que queremos, de comprometer a los ciudadanos en un proyecto común de país, y de trazar caminos que permitan avanzar en los ideales de justicia, verdad, libertad y solidaridad”.

Al subrayar la importancia del momento actual, los prelados consideran vital que los ciudadanos conozcan los programas de los candidatos y al mismo tiempo les comunican algunas consideraciones.

Poner fin a polarización y cultivar el bien común

El mensaje de los obispos, firmado por el Presidente, el Vicepresidente y el Secretario General de la Conferencia Episcopal Colombiana, se divide en siete puntos. El primer punto insiste sobre la importancia del voto. El segundo, la necesidad de un esfuerzo común "para cultivar y defender la unidad, poniendo fin a la polarización" que está dividiendo el país. "La gobernanza es sinónimo de diálogo, de escucha, de construcción de puentes y de reconciliación", reiteran los obispos, subrayando la importancia de "poner en el centro de toda acción política, social y económica a la persona humana, su alta dignidad y el respeto del bien común".

Poner fin a los privilegios

En tercer lugar, los obispos consideran importante evitar los privilegios de los que pocas personas se benefician para superar la desigualdad, la injusticia y la falta de oportunidades para los menos favorecidos. Recuerdan al Papa Francisco cuando afirma que “La política no es el mero arte de administrar el poder; es una vocación de servicio para la generación del bien común; es una alta forma de caridad”.

Conocer las comunidades y sus problemas

En cuarto lugar, invitan a los candidatos a “acercarse y conocer bien a las comunidades, mirar a los ojos a los más pobres, a los que sufren, así como escuchar atentamente al pueblo. Les invitan a priorizar enfrentar problemas como el narcotráfico y microtráfico, la drogadicción, la violencia e inseguridad, el desempleo, salud, pobreza, destrucción del medio ambiente y los conflictos por la tierra”.

Poner fin a la corrupción

Seguidamente, los obispos insisten en que se hagan esfuerzos por “terminar con los vicios de la política y especialmente con la corrupción”. Junto a este esfuerzo, afirman, el valor del “respeto de la vida, de la familia, de la educación y de la justicia”, que son valores “para cimentar sólidamente la sociedad”.

Finalizan su mensaje haciendo un llamado a realizar una campaña propositiva y de altura, sin insultos ni difamaciones.

Coment� la nota