Obispo de la Diócesis de 9 de Julio: “la paz auténtica solo se alcanza recorriendo el camino del bien común”

Obispo de la Diócesis de 9 de Julio: “la paz auténtica solo se alcanza recorriendo el camino del bien común”

"Se trata de acoger al recién llegado; proteger al desamparado;  promover la esperanza y el optimismo;  e integrar al diferente. “Les propongo aplicar estas cuatro piedras angulares para la acción en sus vidas cotidianas, en personal, en lo familiar, en lo laboral, en la vida ciudadana y también eclesial”, remarcó el prelado

El obispo de 9 de Julio, monseñor Ariel Torrado Mosconi, propuso reflexionar este inicio del nuevo año sobre el mensaje del papa Francisco para la Jornada Mundial de la Paz, que se celebró el 1º de enero de 2018, y lleva por lema este año “Migrantes y refugiados, hombres y mujeres que buscan la paz”.

Durante la misa que ofició el lunes en el santuario de Fátima en la ciudad de Nueve de julio, aseguró que la paz auténtica solo se alcanza “recorriendo el camino del bien común” y que para ello se debe trabajar de manera mancomunada.

En su mensaje el obispo invitó a los ciudadanos a guiar sus acciones a través de las cuatro piedras angulares que fueron propuestas por  el Santo Padre en su mensaje con motivo de esta jornada mundial. Se trata de acoger al recién llegado; proteger al desamparado;  promover la esperanza y el optimismo;  e integrar al diferente. “Les propongo aplicar estas cuatro piedras angulares para la acción en sus vidas cotidianas, en personal, en lo familiar, en lo laboral, en la vida ciudadana y también eclesial”, remarcó.

El prelado insistió en que para que cada persona se convierta en un verdadero instrumento de paz debe “tener las puertas de sus corazones y de sus hogares abiertas para poder recibir visitas y acoger a aquellos que están solos y necesitados… El mensaje del Papa no es solo para aquellos países que están recibiendo migrantes sino para todos nosotros, para que también tengamos esta actitud de acogida en nuestra vida cotidiana”.

Advirtió además que para “poder irradiar paz a nuestro alrededor primero debemos comenzar por poseerla en nuestro propio interior”. Por eso exhortó a los presentes a encomendar  este nuevo año a la Virgen María y a pedir de manera especial que concede la paz. “Son muchos los lugares de nuestro planeta que están sedientos de paz por las guerras, el terrorismo, la persecución a los cristianos …Uno ve una violencia creciente en toda la tierra y también lamentablemente en nuestra patria. Pero la realidad de la paz debe comenzar por cada uno de nosotros. Que este nuevo año, así sea”, finalizó.

Coment� la nota