Un obispo argentino cruzó a los críticos de Francisco en el mundo

Un obispo argentino cruzó a los críticos de Francisco en el mundo

“Muchos de los detractores están en la teoría pero no bajan al territorio”, dice el jesuita Jorge Lugones, de Lomas de Zamora. No obstante, cree que son más lo que acompañan el “aire fresco” de su pontificado. Y que su apertura trasciende a la Iglesia.

El obispo de Lomas de Zamora y presidente de la Comisión Episcopal de Pastoral Social, monseñor Jorge Lugones SJ, arremetió contra los que se resisten a la encíclica Laudato si’, en la que el papa Francisco propone un cuidado integral de la Casa Común, y otros de los cambios sugeridos desde su llegada a la Cátedra de Pedro en marzo de 2013.

“Lo que el Papa está proponiendo es un camino de esperanza. Y el Papa lo que dice es que una de las notas de la esperanza es la espera confiada que se hace acción”, explicó en una entrevista con Religión Digital.

“Muchos de los detractores están en la teoría pero no bajan al territorio. Nosotros estamos en el territorio. Creo que esto es significativo”, sostuvo.

Al ser consultado sobre si “es irreversible este camino o puede dar marcha atrás” o si “la primavera puede agostarse”, el prelado argentino respondió: “Bueno, uno no tiene la bola de cristal para predecir el futuro. Creo que hemos emprendido un camino de esperanza con mucha fuerza y mucho ánimo, y que el Espíritu está soplando este aire fresco”.

“Así como Juan XXIII se refiere al Concilio como ‘esta brisa fresca’, creemos nosotros también que este es un ‘aire fresco’. Y no solo en la Iglesia sino a nivel mundial, de alguien que se está interesando por todas las personas y por la Madre Tierra. Por el planeta. Por el cuidado de la Casa Común. Nos parece que es una apertura muy grande. Y ya ve la repercusión que ha tenido a nivel mundial”, agregó.

En la entrevista con RD, el prelado habló de cómo vio al pontífice en su reciente encuentro con él en el marco de la visita ad límina de los obispos argentinos y dio detalles del proyecto Cuidadores de la Casa Común, inspirado en la encíclica Laudato si’ y al que define como “una forma creativa de gestar trabajo digno” para jóvenes con derechos básicos vulnerados.

"Al Papa lo hemos encontrado muy bien, muy lúcido, con muchas ganas y con mucha fuerza", sostuvo, y afirmó que el pontífice “siempre apostó por un protagonismo del segundo plano. Podría describirla como el camino de Santa Teresita de Lisieux. Ese caminito espiritual desde lo pequeño, más que desde lo visible".

“El Papa siempre soñó y sigue soñando con ella. Todos soñamos con la patria grande latinoamericana, porque sin ella no tenemos salida. Nadie puede con la globalización. Nadie puede darse el lujo de mantenerse solo. Hoy nos unen los vínculos comerciales, y no la fe explícita, la fraternidad, la solidaridad. Tenemos que hermanarnos”, subrayó.

“Aunque haya distintos colores políticos, banderías políticas, no podemos dejar de pensar en la patria grande, porque nos parece que es una utopía. Es una utopía que en el tiempo tendrá que realizarse”, aseveró, y completó: “No sé si la veremos nosotros, pero sí aportando esa pirámide invertida, que dice Francisco: de que los cambios salen de abajo hacia arriba y no al revés”.

En la entrevista, RD definió a monseñor Lugones como “filósofo, teólogo y...veterinario. Quizás el único prelado veterinario del mundo” y afirmó: “Amigo del Papa (y no sólo por ser jesuita como él)”.

En este sentido, el obispo respondió: “Tenemos relación, porque somos jesuitas. El Papa, cuando era arzobispo de Buenos Aires, me consagró obispo en el de Chaco, al este del país. Siempre hemos tenido relación desde mi formación como estudiante de la Compañía”.

Consultado sobre si está próxima una visita apostólica a la Argentina, monseñor Lugones dijo: “Creo que sí, pero el Papa fue muy claro. Yo no sé si esto se podrá decir, pero él lo que nos dijo fue que pensó ir a Argentina en 2017, creo, cuando fue a Chile. Pero coincidió que las elecciones eran en diciembre, y lo invitaban para enero. En enero, en Argentina hay vacaciones. Es como agosto en España: una temporada un poco difícil”.

“Así que por eso se postergó y se prefirió esperar. Eso fue lo que nos compartió. Posiblemente haya esperanzas, por qué no, de que vaya a Argentina. Lo que pasa es que este año todavía tiene cinco viajes más, y el último va a ser a Japón”, añadió.

Coment� la nota