Mons. Uriona llamó a “vivir el compromiso de seguir a Jesucristo en el servicio a los hermanos”

Mons. Uriona llamó a “vivir el compromiso de seguir a Jesucristo en el servicio a los hermanos”

El obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto, monseñor Adolfo Uriona FDP, llamó a vivir como “hombres nuevos” y a desterrar “la vieja levadura del pecado que nos agobia y abracemos la novedad que nos trae el Resucitado”. En su mensaje pascual, el prelado instó a que “el bautismo, sacramento de la Pascua, sea una realidad de nuestra vida de todos los días” y pidió que “esto nos lleva a vivir el compromiso de seguir a Jesucristo en el servicio a los hermanos”.

El obispo de Villa de la Concepción del Río Cuarto, monseñor Adolfo Uriona FDP, destacó que “con fe y alegría profunda, los cristianos estamos celebrando la Pascua de Jesucristo. En ella conmemoramos la Pasión, Muerte y Resurrección de nuestro Señor”. 

El prelado precisó que “Jesucristo por su Pascua, es el hombre nuevo ya que a través de su muerte y resurrección nos ha donado la Vida Nueva”, llamó a vivir como “hombres nuevos”. 

“Desterremos de nosotros la vieja levadura del pecado que nos agobia y abracemos la novedad que nos trae el Resucitado”, pidió. 

Monseñor Uriona instó a que “el bautismo, sacramento de la Pascua, sea una realidad de nuestra vida de todos los días”, y sostuvo que “esto nos lleva a vivir el compromiso de seguir a Jesucristo en el servicio a los hermanos”. 

“Pascua es novedad y alegría porque nos da la profunda certeza de que hemos sido salvados y que hay una esperanza definitiva en medio de la incertidumbre de la historia. ¡Feliz Pascua de Resurrección para todos!”, concluyó. 

El obispo animó a los jóvenes a "ir contracorriente" 

En el marco de las celebraciones de Semana Santa, diferentes grupos de jóvenes de la diócesis participaron de Pascua Joven, un retiro para celebrar el acontecimiento central de la fe católica: la pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor. 

Monseñor Adolfo Uriona se dirigió a la juventud con un mensaje en el que recordó que "a través de este acontecimiento, el Señor nos ha dado la novedad que nos trae el Resucitado, la novedad de vencer el pecado, la muerte y el mal. El Señor es todo para nosotros", y los invitó a que "asuman la realidad de encontrarse con el Resucitado e intentar vivir su misma vida. Eso es vivir el Bautismo que un día hemos recibido". 

"Vivir el Bautismo significa ir contra corriente, ir contra los criterios de un mundo que no cree o que es indiferente. Ir contracorriente significa estar muy convencidos de que el Señor está vivo y que esa vivencia de Jesús llena mi corazón", concluyó el prelado.+ 

Coment� la nota