Hallan una enorme cruz de 1.200 años de antigüedad en Pakistán

Hallan una enorme cruz de 1.200 años de antigüedad en Pakistán

Una enorme cruz hecha de mármol fue descubierta en lo alto de las montañas de Baltistán (Pakistán); se cree que tiene hasta 1.200 años y que sería signo de la presencia de una antigua civilización cristiana en la zona.

Según informa UCA News, un equipo de expedición de la Universidad de Baltistán, en la ciudad de Skardu, descubrió la enorme cruz de mármol de más de tres toneladas en lo alto de la cordillera de Kavardo, en Baltistán, que según estimaciones iniciales tendría entre 1.000 y 1.200 años de antigüedad.

El equipo de expedición que visitó el sitio para estudiar el hallazgo fue dirigido por el vicecanciller Muhammad Naeem Khan, junto con Zakir Hussain Zakir, director académico de la Universidad de Baltistán; e Ishtiaq Hussain Maqpoon, director de enlaces externos. También estuvieron presentes aldeanos locales y guías de montaña.

El vicecanciller Khan describió el descubrimiento de la cruz como si “descendiera en Karakarum directamente desde los cielos”.

“La enorme cruz de roca de mármol que pesa 3-4 toneladas y mide aproximadamente 7x6 pies se ha encontrado a unos dos kilómetros del campamento base, en lo alto de las montañas de Kavardo, Baltistán, con vistas al río Indo”, dijo el equipo de expedición en un comunicado de prensa el 14 de junio.

La universidad planea contactar con universidades europeas y norteamericanas para desarrollar vínculos académicos y así determinar la fecha exacta de la “Cruz de Kavardo”, como se la ha denominado.

Según el investigador Wajid Bhatti, es una cruz de Thoman y una de las cruces más grandes descubiertas en el subcontinente.

A lo largo de los siglos la cruz es símbolo del cristianismo. “La Cruz de Kavardo”, como se la ha denominado, es la primera evidencia de una cruz santa en Baltistán, por ello, la noticia ha traído alegría a muchos fieles y el deseo de seguir estudiándola y dándola a conocer.

“Es una gran noticia para todos nosotros que se haya encontrado una antigua cruz en Skardu. Muestra que el cristianismo existió en esta área y debe de haber una iglesia y casas de cristianos. Actualmente no hay familias cristianas en esa área, pero alguna vez estuvieron presentes”, dijo Mansha Noor, directora ejecutiva de Cáritas Pakistán.

“Solicito a las autoridades que inviten a historiadores internacionales a conocer más sobre la historia precisa de la cruz”, añadió.

Otras personas de la zona también expresaron su alegría por el descubrimiento de la antigua cruz, como Norman Gill, un banquero católico establecido en Karachi, quien considera que “a los cristianos del lugar se les debe permitir visitar el área y ver la cruz, una vez que se completen todas las formalidades”, señaló en declaraciones a UCA News.

Según un escrito del siglo IV de Eusebio de Cesarea, padre de la historia de la Iglesia, los apóstoles Tomás y Bartolomé fueron enviados a Partia, actual Irán, e India. Cerca al establecimiento del segundo imperio de Persia (año 226), habían obispos en el noroeste de India, Afganistán y Baluchistán (que incluye parte de Irán, Afganistán y Pakistán), así como laicos y clérigos comprometidos en actividades misioneras.

Luego, con el arribo de los portugueses al subcontinente indio en el siglo XVI, llegaron jesuitas misioneros que se establecieron en Lahore en 1570. El cristianismo se consolidó debido al trabajo de misioneros entre los siglos XVIII y XIX.

Sin embargo, debido a la reciente agitación político-religiosa, muchos cristianos migraron a Sri Lanka o Tailandia. “Las minorías religiosas paquistaníes se ven obligadas a vivir según el artículo 31 de la Constitución de Pakistán, que habla del estilo de vida islámico. Esta es la razón por la cual el número de minorías religiosas ha disminuido en el país: en 1947 eran el 23% y ahora son menos del 5%”, señaló Anjum James Paul, presidente de la Asociación de Profesores de Minorías, a la agencia vaticana Fides en el 2018.

La situación empeoró con la introducción de la ley de blasfemia en 1987, inspirada en la Sharia, ley islámica usada para castigar hasta con la muerte cualquier ofensa de palabra u obra contra Alá, Mahoma o el Corán.

En el 2017, “MasLibres.org” señaló que desde su promulgación, 1.450 personas han sido acusadas de blasfemia y 60 han perdido la vida por ello. “La blasfemia condena a los cristianos y a las minorías religiosas de Pakistán a vivir bajo amenaza de muerte permanente”, señaló.

Según la Oficina de Información Diplomática del Ministerio de Asuntos Exteriores, en Pakistán, país mayoritariamente musulmán, los cristianos actualmente son el 1,5% de la población, frente a una mayoría islámica que representa cerca del 95%.

Para el 2016 ACN indicó que Pakistán era “el país con mayor número de ‘madrazas’ o escuelas coránicas del mundo”. “Es el país formador y ‘entrenador’ de miles de futuros talibanes. Exporta el yihadismo a Afganistán y al resto del mundo. El hiperextremismo islámico es la principal amenaza a la libertad religiosa”, señaló entonces.

La presencia de cristianos de Pakistán se concentra sobretodo en Punjab, pero se encuentran también en “lugares más alejados por todo el país como en la frontera con Afganistán y la montaña del Himalaya”, dijo un portavoz de la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) que estuvo en Pakistán en un reportaje del 2019.

En estos barrios hay presencia de comunidades cristianas dispersas que viven en situacion de pobreza y los territorios suelen estar acotados por vallas y protegidos por la policía y el ejército de la amenaza del terrorismo cometido por fundamentalistas islámicos, añadió.

El 95% de los cristianos no sabe leer ni escribir y trabajan en el campo en condiciones de semiesclavitud. Familias enteras se dedican a la fabricación de ladrillos y ganan entre 7 y 8 dólares por cada 1.000 ladrillos, dijo ACN en el 2017. En el 2019, el portavoz explicó que los cristianos que elaboran estos ladrillos con sus propias manos se ubican en el norte y este del Pakistán y requieren hacer cerca de 160 ladrillos para conseguir el equivalente a 1 dólar.

Comentá la nota