Gobierno de India prohíbe a congregación de la Madre Teresa recibir fondos del extranjero

Gobierno de India prohíbe a congregación de la Madre Teresa recibir fondos del extranjero

La congregación, fundada en 1950 por la ganadora del Premio Nobel de la Paz, tiene su sede en la ciudad oriental de Calcuta y trabaja con algunas de las personas más pobres y desamparadas del país, administrando hospicios, escuelas y hogares para niños abandonados.

 

El Gobierno de la India anunció el 25 de diciembre, día de la Navidad, que se ha “rechazado” la renovación de la licencia para recibir fondos del extranjero de las Misioneras de la Caridad, congregación católica fundada por la Madre Teresa de Calcuta.

La congregación, fundada en 1950 por la ganadora del Premio Nobel de la Paz, tiene su sede en la ciudad oriental de Calcuta y trabaja con algunas de las personas más pobres y desamparadas del país, administrando hospicios, escuelas y hogares para niños abandonados.

El 25 de diciembre, el Ministerio del Interior de la Unión (MHA) informó que se había negado a renovar el registro de las Misioneras de la Caridad bajo la Ley de Regulación de Contribuciones Extranjeras (FCRA) por “no cumplir con las condiciones de elegibilidad”.

“Al considerar la solicitud de renovación de las Misioneras de la Caridad, se notaron algunos aportes adversos”, indicó el Ministerio del Interior, sin proporcionar más detalles.

El lunes 27 de diciembre, la ministra principal del estado de Bengala Occidental, Mamata Banerjee, escribió en Twitter que el gobierno había congelado las cuentas bancarias de la congregación religiosa.

El Ministerio luego indicó que no se había congelado ninguna cuenta, pero que fue informado por el State Bank of India que la congregación había enviado una solicitud al banco para congelar sus cuentas. 

Las Misioneras de la Caridad, por su parte, emitieron un breve comunicado informando que solicitaron a sus centros no operar ninguna cuenta en moneda extranjera hasta que se resuelva el problema de la renovación de su licencia.

“Se nos ha informado que nuestra solicitud de renovación de la FCRA no ha sido aprobada. Por lo tanto, como medida para asegurarnos de que no haya ningún lapso, hemos pedido a nuestros centros que no operen ninguna de las cuentas de FC [contribuciones extranjeras] hasta que se resuelva el asunto”, dijo la hermana Mary Prema Pierick, actual Superiora General de las Misioneras de la Caridad, en un comunicado emitido el 27 de diciembre.

En India, una licencia bajo FCRA es imprescindible para recibir donaciones extranjeras y la congregación católica depende en gran medida de este tipo de donaciones para financiar sus muchas obras de caridad.

La organización católica administra casas de acogida en toda la India. Según el diario The Hindu, la congregación recibió alrededor de 750 millones de dólares del extranjero en el año fiscal 2020-21.

El fundador del Centro Jesuita Prashant para los Derechos Humanos, Justicia y Paz, P. Cedric Prakash, recordó que “las monjas Misioneras de la Caridad cuidan a miles de rechazados de la India sin importar el costo”, y por tanto, “detener el flujo de fondos hacia ellas, en términos simples, significa privar a los más pobres de los pobres de la India: los seres humanos a quienes nadie cuida”.

“La medida del gobierno niega a las personas desamparadas la necesidad humana básica de albergue y comida, sin mencionar la aceptación, la calidez y el amor que necesitan desesperadamente y que las Hermanas y los Hermanos les brindan con tanta sinceridad”, lamentó el P. Prakash.

También hizo un llamado al gobierno a “reconsiderar esta terrible decisión” y que “restaure el buen nombre y el trabajo de las monjas Misioneras de la Caridad”.

“Si hay alguna laxitud o deficiencia, se debe ayudar a las monjas a abordarlas; y sobre todo, que los que son atendidos en las instituciones de Misioneras de la Caridad no se vean privados de esta asistencia humanitaria básica”, añadió.

Sam Brownback, ex embajador general de los Estados Unidos para la Libertad Religiosa Internacional, calificó de “increíble” que el gobierno indio “prohibiera las donaciones extranjeras a una organización fundada por la Madre Teresa, ganadora del Premio Nobel de la Paz”.

“Esta acción equivocada solo lastima a la gente de la India. Se debe permitir que las organizaciones benéficas ayuden a las personas necesitadas”, aseguró en su cuenta de Twitter el 27 de diciembre.

La noticia de la prohibición de fondos extranjeros llegó dos semanas después de que la policía de Gujarat comenzara a investigar a la Misioneras de la Caridad por presunta “conversión forzosa” de niñas huérfanas y rescatadas del trabajo infantil, que viven en el hogar gestionado por la congregación de la Madre Teresa de Calcuta en la zona de Makarpura.

La hermana Clarissa, de la casa en Vadodara, dijo a Asia News que está en shock por la denuncia y remarcó que lo señalado “no es cierto en absoluto”.

Cristianos perseguidos en India

Los activistas de derechos humanos señalan que las minorías religiosas en India han enfrentado mayores niveles de discriminación y violencia desde que el Partido Nacionalista Hindú Bharatiya Janata (BJP) de Modi llegó al poder en 2014.

Los cristianos en la India representan un 2.3% de los 1.300 millones de habitantes del país, sin embargo, los fundamentalistas hindúes acusan a los cristianos de convertir personas a gran escala.

El pasado 23 de diciembre, la fundación pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (ACN) difundió los resultados de un nuevo informe elaborado por tres organizaciones de derechos civiles en India, que denuncian el aumento de los ataques contra los cristianos en el país.

Según la investigación, los cristianos están sufriendo persecución debido a su fe “en 21 de los 28 estados” de India; y se han reportado “305 incidentes de violencia solo en los primeros nueve meses de 2021”, muchos de ellos perpetrados por turbas.

También se documentaron “28 casos de daños infligidos a lugares de culto cristianos, incluidas iglesias”.

Hace unos meses, en su Informe de Libertad Religiosa 2021, ACN explicó que en India se persigue a los cristianos a partir de una apología a favor de una supremacía étnica y religiosa.

Comentá la nota