Francisco rezó por "tribulaciones y fatigas" de los católicos chinos

Francisco rezó por

En un tuit, el Papa confió a la Virgen de Sheshan el camino de los creyentes en China y pidió que escuche sus súplicas y esperanzas. En tanto el cardenal Zen, de 90 años, detenido y liberado bajo fianza recientemente, compareció ante tribunal de Hong Kong

El día en que los católicos chinos celebran a la Virgen de Sheshan, el Papa Francisco oró este martes para que María los auxilie en sus tribulaciones y fatigas.

"María, auxilio de los cristianos, te confiamos el camino de los creyentes en #China. Te rogamos que presentes al Señor de la historia las tribulaciones y las fatigas, las súplicas y las esperanzas de los fieles que te invocan, ­oh Reina del cielo !#OremosJuntos #MaríaAuxiliadora", tuiteó el pontífice.

El pasado domingo, el Papa Francisco ofreció, durante el Regina Caeli, su "cercanía espiritual" a la Iglesia católica china, ya que sus fieles viven a menudo situaciones "complejas".

"Esta feliz ocasión me ofrece la oportunidad de asegurarles una vez más mi cercanía espiritual. Sigo atenta y activamente la vida y las situaciones, a menudo complejas, de los fieles y de los pastores, y rezo todos los días por ellos”, expresó.

Asimismo, invitó a todos a unirse en esta oración para que “la Iglesia en China, en libertad y tranquilidad, viva en comunión efectiva con la Iglesia universal, y ejerza su misión de anunciar el Evangelio a todos, y así ofrecer una positiva contribución al progreso espiritual y material de la sociedad".

El cardenal Zen ante los tribunales

En tanto, el cardenal católico de 90 años Joseph Zen compareció el martes ante un tribunal de Hong Kong, en el que fue imputado por no registrar correctamente un fondo de ayuda a manifestaciones prodemocracia en esta ciudad.

El purpurado, uno de los más altos dignatarios de la Iglesia católica en Asia, fue detenido a principios de mayo con otras cuatro figuras del movimiento prodemocrático en nombre de la ley de seguridad nacional impuesta por Pekín.

El grupo administraba un fondo ahora disuelto que proponía financiar una parte de los costes judiciales y sanitarios de las personas detenidas durante las enormes manifestaciones prodemocracia de 2019.

Las cinco personalidades fueron detenidas como "sospechosas de conspirar con países extranjeros", una acusación que puede suponerles cadena perpetua bajo esta ley impuesta en 2020 para aplastar la disidencia.

Pero el tribunal por ahora solo mantuvo la acusación de no haber registrado el fondo ante la policía, una falta no punible por la ley de seguridad nacional y castigada con una multa de algo más de 1.200 dólares si es la primera condena.

Todos los acusados se declararon no culpables el martes. Su proceso se abrirá el 19 de septiembre.

La detención del cardenal Zen suscitó indignación en los países occidentales, que acusan a Pekín de no respetar las libertades prometidas a la antigua colonia británica en el momento de su retorno a China en 1997.

Comentá la nota