Dos mil formoseños presenciaron la consagración de Adolfo Canecín como Obispo de Goya

Dos mil formoseños presenciaron la consagración de Adolfo Canecín como Obispo de Goya

Enviado especial Fernando Martínez. Un clima de gran alegría rodeó ayer la ordenación de Adolfo Canecín como Obispo Coadjuntor. El religioso fue acompañado por miles de formoseños llegaron a la plaza frente a la catedral en la ciudad correntina de Goya.

“Estamos esperando la asunción de Adolfo Canecín, llegamos hace no más de media hora, es impresionante la cantidad de gente, nos cruzamos en la ruta con no menos de 10 colectivos llegando con mucha gente de Formosa a lo que se suman aquellos que llegaron de manera particular en sus propios vehículos. Se ubican a los alrededores de la Catedral de Goya”, comentó Martínez.

Los medios correntinos “hablan de casi 2000 formoseños que llegaron a la ciudad de Goya para presenciar la asunción de Canecín”, subrayó.

En diálogo, Canecín explicó que “la vivencia que estoy teniendo me permite imaginar lo que sintió la virgen María cuando Dios a través del ángel le dijo que sería madre. Siento una gran paz en mi corazón por este detalle grande del Señor de visitarme con esta propuesta del Episcopado, por lo tanto esas son las cosas que están en mi corazón como la alegría, la paz y el gozo son obra del Espíritu Santo”

“Siento una gran paz en mi corazón por este detalle grande del Señor de visitarme con esta propuesta del Episcopado”, manifestó el religioso .

Ricardo Faifer, actual Obispo de Goya, se retira en septiembre y “una vez que el Papa acepte la renuncia de Faifer asumiré yo, vengo a integrarme a un proyecto pastoral que tiene opciones y prioridades bien concretas, la catequesis en el contexto del congreso catequístico nacional. Mi actitud es ir conociendo para asumir y en su momento también, si así lo requiere y mis capacidades lo permiten, dar algún aporte y contribuir a la marcha del proyecto”, dijo Canecín.

Comentá la nota