Critican "indiferencia" de los medios ante ola de violencia anticatólica

Critican

Un grupo estadounidense lamentó que canales de noticias ignoren la intolerancia actual contra los católicos y no muestren los recientes ataques a templos e imágenes religiosas. "El silencio implica consentimiento", argumentó al citar un principio legal.

Un grupo irlandés-estadounidense lamentó que los medios de comunicación nacional ignoren la intolerancia actual contra los católicos y no muestren los recientes ataques contra iglesias y estatuas de santos.

La Antigua Orden de los Hibernios fue fundada en 1836, es la organización católica irlandesa más antigua y más grande de los Estados Unidos y cuenta con miembros en los 50 estados.

Este 13 de julio, en una declaración, el grupo citó el antiguo principio legal “el silencio implica consentimiento”, y criticó a los medios nacionales por callar “sobre la creciente ola de violencia anticatólica”.

Estamos “horrorizados por la notoria falta de cobertura en las noticias, particularmente entre las redes nacionales”, indicaron. “La ausencia de información sobre un ataque tan atroz contra una iglesia católica está en clara diferencia con la cobertura de ataques similares contra otras religiones”, agregaron.

Los Hibernios señalaron un incidente en la Iglesia Queen of Peace en Ocala, Florida (Estados Unidos), donde un hombre estrelló una minivan y prendió fuego a la iglesia el sábado 11 de julio, mientras las personas se preparaban para la Misa de la mañana.

Stephen Anthony Shields, de 24 años, fue detenido por la policía y acusado de intento de asesinato, incendio premeditado, robo y evasión de arresto en relación con el ataque a la iglesia.

Según los medios locales, Shields le dijo a la policía que despertó el sábado por la mañana con una “misión” y que estaba diagnosticado con esquizofrenia, pero que actualmente no está tomando sus medicamentos.

Shields también citó las escrituras, especialmente el Libro del Apocalipsis e indicó a los policías sus objeciones a la Iglesia Católica.

El grupo lamentó que un ataque de esta magnitud dirigido a los católicos sea “menos digno de denuncia que un ataque a un lugar de culto de otra fe o una institución pública”.

El ataque y el arresto de Shields fue cubierta por Fox News y Associated Press, y fue publicada por los sitios web del New York Times y el Washington Post. Sin embargo, una revisión de CNA – agencia en inglés del Grupo ACI - de los sitios de noticias ABC, CBS, NBC y CNN no encontró cobertura adicional.

“Los medios de comunicación deben asumir la responsabilidad por su apatía y su doble moral, y la creación de una vergonzosa ‘jerarquía de indignación’ en la que el odio dirigido a los católicos no es ‘periodístico’”, agregó.

Otros ataques se han registrado a nivel nacional, como el caso de la iglesia de la Misión San Gabriel, en la Arquidiócesis de Los Ángeles, que fue destruida por un incendio el pasado fin de semana.

La misión del siglo XVIII fue fundada por San Junípero Serra, a quien el Papa Francisco canonizó en 2015 durante su visita a los Estados Unidos. La causa del incendio aún no se ha determinado.

Varias estatuas de Serra han sido derribadas por la creencia que el santo cometió violencia contra los nativos americanos. Los manifestantes derribaron sus estatuas en Sacramento y San Francisco, mientras que algunas instituciones han retirado del público las imágenes para evitar daños.

Según indican los historiadores, Serra era un defensor de los nativos y de los derechos humanos, a menudo estaba en desacuerdo con las autoridades españolas sobre el trato a las poblaciones indígenas. El santo ayudó a convertir a miles de californianos al cristianismo y les enseñó nuevas tecnologías agrícolas.

Otros actos de vandalismo también han tenido lugar en instituciones católicas. En disturbios recientes, varias iglesias y catedrales católicas han sido manchadas con graffiti y han terminado con las ventanas rotas.

La policía de Boston está investigando un incendio provocado el 11 de julio contra una estatua de la Virgen María frente a la iglesia St. Peter en el barrio de Dorchester en Boston. Un individuo desconocido prendió fuego a las flores de plástico en las manos de la estatua y causó daños a la cara, la cabeza y la parte superior del cuerpo de la imagen.

Comentá la nota