Cáritas coordina la ayuda para los inundados de Catamarca

Cáritas coordina la ayuda para los inundados de Catamarca

Cáritas Catamarca trabaja activamente en la recolección y envío de la donaciones para los damnificados por las inundaciones en el este provincial. El obispo diocesano, monseñor Luis Urbanc, dispuso esta medida extraordinaria para llevar alivio a las localidades afectadas. Se necesita agua, leche, pañales, alimentos no perecederos, elementos de higiene personal y del hogar, toallas, sábanas, frazadas y colchones.

Cáritas Catamarca trabaja activamente en la recolección y envío de la donaciones para los damnificados por las inundaciones en el este provincial. El obispo diocesano, monseñor Luis Urbanc, dispuso esta medida extraordinaria para llevar alivio a las localidades afectadas, especialmente Bañado de Ovanta, donde se encuentra la parroquia Santa Rosa, hoy convertida en albergue de evacuados. 

El presbítero Héctor Moreno, director de Cáritas Catamarca, informó que hay dos centros de recolección: de 8 a 12.30 se pueden acercar las donaciones a la sede diocesana de Cáritas, sita en Maipú 540; de 17 a 21, se reciben en la parroquia de Jesús Niño, ubicada en Zurita 1150. 

“Se necesita agua, leche, pañales, alimentos no perecederos, elementos de higiene personal y del hogar, toallas, sábanas, frazadas y colchones”, especificó el padre Moreno, que también aclaró que no hace falta ropa. 

El director de Cáritas diocesana señaló que el envío de donativos se realizará en cooperación con el ministerio de Desarrollo Social y la municipalidad de la capital, a cuyos organismos se les solicitará los móviles para llevar los elementos. 

También el Voluntariado María Solidaria, de la catedral de Nuestra Señora del Valle, se sumó a esta acción solidaria enviando mercadería, ropa y calzado, y la delegación de Cáritas Los Altos, en el departamento Santa Rosa, está abocada a las tareas de recolección y envío de productos. 

El padre Moreno reflexionó sobre la situación que viven los damnificados y llamó a los cristianos a dar respuesta. “Estamos viviendo la Cuaresma y la Palabra de Dios nos impulsa a compartir el pan con el hermano que lo necesita. Que esta práctica de la misericordia sea nuestra respuesta y el mejor modo de vivir este tiempo cuaresmal, pues la caridad cubre la multitud de nuestros pecados”, dijo el sacerdote.

Coment� la nota