El Arzobispado investiga a Luis Alberto Brizzio, expárroco de Esperanza

El Arzobispado investiga a Luis Alberto Brizzio, expárroco de Esperanza

Las autoridades eclesiásticas locales informaron que recibieron una denuncia contra Luis Brizzio por “comportamiento indebido”. Lo apartaron del cargo y se retirará a un monasterio 

Con un comunicado que despertó un abanico de interrogantes, el Arzobispado de Santa Fe informó ayer que apartó de sus tareas pastorales al presbítero Luis Alberto Brizzio, expárroco de la basílica Natividad de la Santísima Virgen de la ciudad de Esperanza. Como motivo, el primer párrafo del comunicado menciona que Brizzio sufrió un pico de estrés. Sin embargo, líneas después, el parte de prensa indica que el Arzobispado recibió una denuncia por “conductas indebidas” de Brizzio.

Según se supo, el sacerdote Brizzio fue indicado con un diagnóstico de estrés agudo, por lo que se retirará a un monasterio benedictino. Pero, según confirma el comunicado, su retiro es parte de una medida cautelar tomada por el Arzobispado a partir de la presentación de una denuncia en su contra, realizada el pasado 6 de febrero, “sobre un comportamiento indebido del padre”.

El vicario general del Arzobispado ratificó esta información a Diario UNO y anunció que ya se inició una investigación y se están tomando las medidas de acuerdo a la legislación eclesial vigente, que incluyen la toma de testimonios de personas cercanas al hecho y de la propia víctima y que luego, ese compendio de pruebas se envían al Vaticano.

El caso había generado gran expectativa, sobre todo desde el lunes pasado, cuando se anunció un expeditivo traslado del sacerdote Axel Arguinchona, que hasta entonces era párroco de La Merced, en la zona sur de Santa Fe y vicepresidente de la sede local de Cáritas, a la Iglesia Natividad de la Santísima Virgen de la ciudad de Esperanza.

La premura del anunció generó algunos ruidos en la comunidad católica de ambas ciudades y motivó una investigación del periodista esperancino, Gabriel Müller, quien ayer adelantó algunos detalles del contenido de la denuncia que habría recibido el Arzobispado. En este sentido, Müller contó que los “actos indebidos” a los que se refiere el comunicado fueron denunciados en el mes de diciembre y que incluso habrían llegado a oídos del papa Francisco con una carta de la propia víctima.

El detalle de las fechas no es casual. Es que en noviembre del año pasado, Brizzio viajó al Vaticano y se entrevistó con el sumo pontífice, allí se tomó la fotografía que ilustra la nota. En este sentido, una de las versiones extraoficiales indican que la víctima se enteró por los medios de comunicación que había ocurrido ese encuentro y decidió contactarse con el Papa Francisco y contarle sus padecimientos.

Al respecto, Diario UNO indagó ayer sobre la existencia de alguna denuncia en la Justicia Penal provincial contra Brizzio, pero las búsquedas preliminares indicaron que no hay registros, ni en el marco de la nueva Justicia Penal ni en el sistema de conclusión de causas. Si bien los fiscales de turno ayer estaban al tanto del comunicado que emitió el Arzobispado, explicaron que ni en los meses de diciembre y enero –cuando el caso llegó al Vaticano– hubo denuncias contra el cura. Ademas, explicaron que no pueden actuar de oficio aún con fuertes rumores de que se trate de un delito de instancia privada porque, en estos casos, solo la víctima tiene la potestad de hacer la denuncia y pedir la persecución penal del victimario.

El comunicado oficial

Con la firma de canónigo Javier González Grenón, el Arzobispado de Santa Fe emitió ayer el siguiente comunicado:

“En referencia a la situación del presbítero Luis Alberto Brizzio, este Arzobispado desea hacer saber a toda la comunidad que ante situaciones particulares que derivaron en un diagnóstico de estrés agudo, el señor arzobispo, el día 26 de enero le pidió al presbítero Brizzio que dejara las tareas pastorales y se fuera a un monasterio benedictino. Asimismo, habiendo recibido el día 6 de febrero una denuncia por escrito y firmada, sobre un comportamiento indebido del presbítero Luis, de hace aproximadamente 20 años, el señor arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz ordenó el inicio de una investigación para que se pueda establecer la verosimilitud de los hechos denunciados (can. 1717 CIC). Del mismo modo, como medida cautelar se dispuso que el presbítero Brizzio cese en su cargo de cura párroco de la Natividad de la Santísima Virgen y, en su lugar, se designó al presbítero Axel Arguinchona, quien asumirá su oficio el 1 de marzo del corriente año. Desde que hemos tenido conocimiento de este hecho, la Arquidiócesis de Santa Fe de la Vera Cruz está tomando todas las medidas jurídicas procesales de acuerdo a la legislación eclesial vigente”.

El escrito no aporta más precisiones sobre el hecho investigado ni tampoco la fecha y el lugar exacto donde ocurrieron.

Luis Alberto Brizzio nació en la ciudad de San Justo y tiene 46 años. En 1992 fue ordenado sacerdote en la Catedral Metropolitana de Santa Fe. En diciembre de 2001 asumió como párroco en la Iglesia Nuestra Señora de la Paz, de la ciudad de Santo Tomé. Y recién el 9 de Julio del 2009 fue designado párroco de la Basílica de la Natividad de la Santísima Virgen de Esperanza.

Coment� la nota