Vaticano: el Papa Francisco busca agilizar el análisis de las denuncias por "delitos graves"

Vaticano: el Papa Francisco busca agilizar el análisis de las denuncias por

Creó una comisión que evaluará las apelaciones de los sacerdotes condenados por pederastas

El papa Francisco ha decretado la creación de una comisión (Coleggio) de siete obispos o cardenales paraexaminar rápidamente los recursos de religiosos condenados por delitos graves, como la pederastia, informó el Vaticano.

El Vaticano publicó las nuevas normas reescritas por el Papa sobre los recursos de los eclesiásticos por "delicta graviora", es decir contra la fe, los sacramentos y la moral, y entre los que se encuentran el de pederastia.

Esos casos se juzgan desde la Congregación para la Doctrina de la Fe, el ex Santo Oficio, dentro del cual se crea esta nueva comisión.

La decisión de crear un "Coleggio" de cardenales y obispos, señala la nota de la oficina de prensa, se debe a la necesidad de garantizar una mayor rapidez a la hora de examinar los muchos recursos existentes.

El presidente y los siete miembros de este nuevo organismo, que pueden ser también externos al ex Santo Oficio, serán nombrados por el papa Francisco, agregó el comunicado.

Durante la Sesión Ordinaria de dicha Congregación (conocida como Feria IV), donde se examinan las posibles violaciones, este nuevo organismo se ocupará de analizar los recursos, pero sin "modificar las competencias ya establecidas", se lee en las nuevas normas.

Si el reo es obispo, añade, "su recurso será examinado por la Sesión ordinaria" de la Congregación, pero el Papa también podrá decidir que se ocupen de otros casos.

La nueva comisión deberá informar periódicamente de sus propias decisiones a la Sesión Ordinaria.Según el portavoz del Vaticano, Federico Lombardi, la decisión del Papa de crear este "Coleggio" de cardenales y obispos para examinar los recursos de los religiosos condenados por abusos sexuales y otros delitos graves "ha sido acogida bien y considerada una buena solución" por parte de la Congregación.

Lombardi explicó que los recursos de apelación, sobre todo los de abusos sexuales a menores, "son un trabajo arduo" y "hay casos acumulados" que estaban haciendo absorber todo el tiempo de la Sesión Ordinaria, que se reúne una vez al mes.

El portavoz vaticano comentó que actualmente los recursos presentados son "unos cuatro o cinco al mes", pues "muchísimos miembros del clero", sobre todo los condenados por abusos a menores, recurren sus sentencias.

Tras la creación de esta comisión, considerada como un Tribunal de Apelación, en el interior del ex Santo Oficio,se verá el cargo que tendrá el arzobispo argentino José Luis Mollaghan.

El exarzobispo de Rosario fue convocado al Vaticano el pasado mayo para que formase parte de esta comisión que aún no había sido creada y que ahora podría presidir. Con la creación de esta comisión, el Papa aborda de nuevo el tratamiento de los escándalos en el seno de la Iglesia, sobre todo en lo que concierne en los delitos de pederastia.

Francisco, en su vuelo de regreso de Tierra Santa, ya aseveró que no habría "privilegios" para los religiosos acusados de estos delitos y meses después ordenaba la detención del exnuncio en República Dominicana, el polaco Josef Wesolowski, en espera de que sea juzgado en Ciudad del Vaticano por la acusación de abusos a menores.

El Papa también ha creado una Comisión formada por cardenales y laicos para que estudien cómo prevenir estos casos de abusos por parte de religiosos y cómo ayudar a las víctimas.

Coment� la nota