Yad Vashem y el Congreso Judío Mundial expresan su satisfacción por la decisión papal de abrir los archivos secretos del pontificado de Pío XII

Yad Vashem y el Congreso Judío Mundial expresan su satisfacción por la decisión papal de abrir los archivos secretos del pontificado de Pío XII

El Congreso Mundial Judío, Yad Vashem y el presidente de Israel Reuven Rivlin, expresaron su agradecimiento al papa Francisco y celebraron la “decisión ejemplar” de abrir los archivos relativos al pontificado de Pío XII (1939-1958), con el objetivo de aclarar las acusaciones de que el Vaticano no levantó la voz contra el nazismo durante la Segunda Guerra Mundial.

El Congreso Mundial Judío ha urgido al Vaticano durante mucho tiempo para que haga un movimiento de vital importancia, para clarificar las muchas preguntas y preocupaciones que han prevalecido durante décadas en relación a lo que la Santa Sede hizo o no durante la Segunda Guerra Mundial. Es crítico, por el bien de la historia, que los historiadores tengan acceso completo a estos documentos esenciales”, apuntó en una carta al papa Francisco el líder del Congreso Judío, Ronald Lauder, citado en un comunicado.

“Su aceptación a hacer pública una información potencialmente sensible en relación al legado del papa Pío XII es una demostración verdadera de su dedicación al recuerdo de la Shoah, y un testamento a su compromiso a unas relaciones fuertes y abiertas entre católicos y judíos”, afirmó en la misiva.

“Estoy verdaderamente agradecido de que bajo su papado los vínculos promovidos entre la Iglesia católica y los judíos en las pasadas décadas hayan continuado floreciendo y prosperando y aprecio que usted sea siempre un aliado dispuesto a dialogar con la comunidad judía”, subrayó Lauder.

Yad Vashem (El Museo del Holocausto) celebró la decisión anunciada por el papa Francisco de abrir los archivos secretos relativos al pontificado de Pío XII (1939-1958), a quien se ha acusado de acallar los crímenes del nazismo.

“Durante años, Yad Vashem ha pedido la apertura de estos archivos, que permitirán una investigación objetiva y abierta, así como un discurso amplio sobre temas relacionados con la conducta del Vaticano, en particular, y de la Iglesia Católica en general, durante el Holocausto”, declaró en Jerusalén la institución que preserva la memoria de los más de seis millones de judíos asesinados por el régimen nazi.

Y añadió que espera que los investigadores “tengan garantizado pleno acceso a todos los documentos almacenados en los archivos”.

Por su parte el presidente de Israel, Reuvén Rivlin, también se pronunció sobre la concesión de acceso por parte del que calificó como su “amigo, el papa Francisco”, “lo que permitirá acceso libre e inmediato a los archivos del período más oscuro de la historia humana”, declaró en un comunicado.

“Aquellos que no pueden recordar el pasado están condenados a repetirlo. Este paso es particularmente importante en estos días en los que hay ataques antisemitas, reescrituras de la historia e intentos de negar el Holocausto”, remarcó Rivlin.

Coment� la nota