Universidad de Formación Docente: La Iglesia sugirió cambios a la ley del oficialismo

Universidad de Formación Docente: La Iglesia sugirió cambios a la ley del oficialismo

El arzobispado de Buenos Aires, que había objetado el proyecto, ahora podría acompañar la norma si se introducen las modificaciones propuestas en una instancia de diálogo. Gremios de maestros advierten sobre el “desmantelamiento” de los profesorados.

La Legislatura porteña votará este jueves el proyecto de ley para la creación de la universidad de formación docente (UniCABA), que cuenta con el rechazo de los gremios de maestros y a la que el arzobispado de Buenos Aires acompañaría si se incorporan los cambios sugeridos en una etapa de diálogo abierta tras las críticas iniciales.

El proyecto contempla no sólo la creación de la nueva universidad (UniCABA), sino una reforma de todo el sistema de formación docente, compuesto por 29 profesorados estatales y 44 privados.

Los cambios son rechazados por estudiantes y docentes de esos institutos que, junto a militantes de partidos de la oposición, iniciaron este martes un acampe frente a la Legislatura y convocaron a un paro docente en todos los niveles para este jueves. Temen un "desmantelamiento" de los profesorados.

El proyecto de ley busca que los porteños que quieran formarse para docente en los próximos años tengan diversas ofertas para elegir, entre los terciarios y la universitaria. Para eso habrá una “articulación” entre estas instituciones.

El arzobispado de Buenos Aires, a cargo de varios institutos de formación privados, había pedido participar de los criterios de la evaluación, y al parecer el Gobierno porteño aceptó esa sugerencia.

Crearán una agencia de evaluación -con participación de los profesorados- que tendrá como misión definir los indicadores, estándares y métricas de las pruebas.

El otro cambio que se sumará este jueves al proyecto está relacionado con el sistema informático de administración que, de acuerdo a la ley, deberán usar ahora los profesorados.

Según consigna Clarín, en el texto se excluirá expresamente a los institutos privados de la obligatoriedad. Es decir que sólo los 29 profesorados estatales “deberán adecuar la gestión administrativa y académica al sistema informático provisto por el Ministerio de Educación de la Ciudad”, según dice la ley.

Esta plataforma digital permitirá a las autoridades conocer la cantidad de alumnos y docentes que tienen los profesorados. Los profesorados privados podrán seguir usando sus sistemas, siempre que envíen a las autoridades los datos requeridos.

En diciembre del año pasado, el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Mario Poli, le pidió al jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, que retire el proyecto de ley para crear una universidad pública de formación docente que reemplace a los 29 profesorados públicos de la Capital Federal.

En una carta, el purpurado reclamó a las autoridades porteñas la apertura de un espacio de diálogo genuino y multisectorial para definir acciones que profundicen los procesos de mejora permanente que realizan las instituciones de formación docente.

Ahora, con las modificaciones introducidas y tras espacios de diálogo con autoridades educativas del distrito, la Iglesia podría acompañar la iniciativa del oficialismo porteño.

Coment� la nota