Sirven almuerzos solidarios de Navidad en parroquias porteñas y bonaerenses

Sirven almuerzos solidarios de Navidad en parroquias porteñas y bonaerenses

 Voluntarios sirvieron hoy almuerzos navideños a más de 1.500 mil personas carenciadas, marginadas o en situación de calle en el interior de la basílica Nuestra Señora de la Merced y en las parroquias porteñas Nuestra Señora del Carmen, San Pedro González Telmo y San Pedro de La Boca, entre otros templos. 

¨Fue un momento de gran familiaridad y hermandad, por eso como pide el Papa Francisco servimos a quienes nunca son servidos ni atendidos en las periferias geográficas y existenciales”, dijo Marco Gallo, de la Comunidad San Egidio, a cargo de la organización.

Voluntarios sirvieron hoy almuerzos navideños a más de 1.500 mil personas carenciadas, marginadas o en situación de calle en el interior de la basílica Nuestra Señora de la Merced y en las parroquias porteñas Nuestra Señora del Carmen, San Pedro González Telmo y San Pedro de La Boca, entre otros templos. 

"Fue un momento de gran familiaridad y hermandad, por eso como pide el Papa Francisco servimos a quienes nunca son servidos ni atendidos en las periferias geográficas y existenciales”, dijo Marco Gallo, de la Comunidad San Egidio, a cargo de la organización. 

Gallo estimó que más de 1.500 participaron de los almuerzos y recordó que la Comunidad realizó este mismo gesto para unos 160.000 pobres en otras partes del mundo, entre ellos en la basílica de Santa María en Trastevere, de Roma, en Pakistán donde recientemente hubo un atentado en una escuela o en Guinea que sufre el avance del ébola. 

Los templos porteños se convirtieron así en improvisados comedores donde se dispusieron largas mesas, para que voluntarios sirvieran las comidas navideñas, conseguidas también gracias a donaciones. 

En la provincia de Buenos Aires ocurrió lo mismo en catedral de San Justo, la parroquia Nuestra Señora de Luján de Laferrere y en la capilla Santa Lucía de la localidad de Coronel Pringles, entre otros lugares. 

El obispo auxiliar de Buenos Aires, monseñor Enrique Eguía Seguí, compartió el almuerzo con los “invitados especiales” en el templo de San Telmo, donde también la embajadora de Italia, Teresa Cataldo, sirvió a los comensales. 

El menú incluyó pollo, empanadas de carne, postre y hasta la habitual mesa dulce con turrones, pan dulce y garrapiñada.

Coment� la nota