Separan a una integrante del tribunal que juzgará a Cristina

Separan a una integrante del tribunal que juzgará a Cristina

La Cámara Federal de Casación, máximo tribunal penal, apartó a la jueza Sabrina Namer de la causa donde será juzgada la expresidenta Cristina Kirchner por la denuncia que presentó el fiscal Alberto Nisman días antes de morir.

En este caso, Namer y su colega María Gabriela López Iñíguez fueron quienes ordenaron liberar al exsecretario legal y técnico Carlos Zannini y a Luis D'Elía , que habían sido detenidos por el juez Claudio Bonadio .

La decisión de apartar a Namer la tomó la Sala IV de la Casación por mayoría, con los votos de los camaristas Juan Carlos Gemignani y Gustavo Hornos. Ambos entendieron que los querellantes que cuestionaron a la jueza tenían un temor fundado de parcialidad.

En disidencia, por mantener a Namer en la causa, votó Mariano Borinsky.

El planteo para separarla del caso lo había presentado una de las querellas de familiares de víctimas del atentado contra la AMIA. En esta causa se investiga si Cristina Kirchner, Zannini, el excanciller Héctor Timerman , el secretario general de La Cámpora Andrés Larroque y los dirigentes Luis D'Elía y Fernando Esteche encubrieron a los responsables iraníes del atentado contra la AMIA .

Según Nisman, ese había sido el verdadero objetivo del memorándum de entendimiento firmado entre la Argentina e Irán.

El argumento para apartar a Namer fue que, antes de ser jueza, ella integró el grupo de fiscales que reemplazó a Nisman después de su muerte al frente de la UFI AMIA. La nombró en ese cargo, que Namer desempeñó hasta fines de 2016, la exprocuradora Alejandra Gils Carbó .

En la UFI AMIA ella debía perseguir, como fiscal, a los responsables del atentado. En esta nueva causa, como miembro del Tribunal Oral Federal N° 8, iba a tener que juzgar el presunto encubrimiento de la investigación de ese mismo hecho. "La promiscua yuxtaposición de las funciones de investigar y de juzgar son palmarias y transforman la actividad jurisdiccional de la Dra. Namer en parcial, correspondiendo apartarla de seguir interviniendo en la presente causa", escribió el juez Gemignani.

Hornos coincidió. Dijo que las consideraciones que hizo la propia Namer "dejan traslucir" que tuvo, cuando actuó como fiscal de la UFI AMIA, "un profundo involucramiento y compromiso" con su tarea. Ahora, según Hornos, pueden "existir en las partes dudas razonables acerca de la imparcialidad de la jueza".

Borinsky, en su voto en disidencia, consideró que no correspondía el apartamiento de Namer. Entendió que la querella no había logrado demostrar cuáles son los motivos objetivos que pueden afectar la garantía del juez imparcial.

No es la primera vez que cambia el tribunal que deberá juzgar esta causa. Cuando Bonadio la elevó a juicio, el caso fue sorteado y le tocó al Tribunal Oral Federal N° 9, integrado por jueces ordinarios que habían sido pasados al fuero federal a instancias del oficialismo. Pero la Corte Suprema entendió que ese tribunal no estaba debidamente habilitado y le impidió hacer un juicio federal. Así, la causa volvió a sortearse y le tocó al Tribunal Oral N° 8, integrado por los jueces Nicolás Toselli, Namer y López Iñíguez. Sin embargo, Toselli se excusó y fue reemplazado por José Antonio Michilini. Ahora, Namer también sale del caso.

Coment� la nota