“Un sabor amargo”

Lo que en definitiva votó la Legislatura Provincial en su reciente e histórica sesión del martes último, dio mucha tela para que se reavivara un debate a través de declaraciones de muchos protagonistas.

Quien, consultado por los colegas de Canal 4, también se mostró contrariado con la decisión de la mayoría de los diputados, fue el Obispo de la Prelatura Esquel, Mons. Slaby.

Entre otras cosas, dijo: “Nosotros decimos no a la megaminería pensando en que el pueblo sea el beneficiado y tenemos un sabor amargo porque no haber prosperado el proyecto de Iniciativa Popular”.

Agregó: “Yo esperaba que los Legisladores escucharan más al pueblo incluso, no cayó bien que un legislador haya recibido un mensaje de un alto jerarca de las mineras para que la ley salga según sus necesidades

Pero el pueblo de Chubut merecía que esta iniciativa por lo menos, debía haber sido discutida con profundidad”.

Slaby, también dijo: “Espero que en este tiempo que viene, se trate a través del diálogo lograr los consensos que necesitamos, pero sin presiones de las mineras que tienen el poderío de llegar al poder de turno que en definitiva es quien representa al pueblo”.

Respecto a la votación de los diputados, acotó: “Yo no diría que en la votación en sí no hubo transparencia; sí, en el diálogo previo porque se tomó la decisión de modificar el proyecto popular y aprobar uno preparado por otros, lo que me parece lamentable”.

Coment� la nota