Los riojanos celebraron con fe y devoción un nuevo Tinkunaco

Los riojanos celebraron con fe y devoción un nuevo Tinkunaco

Miles de riojanos participaron de la fiesta que memora el abrazo de paz entre españoles y diaguitas. El momento culminante fue el encuentro entre las imágenes del San Nicolás de Bari y el Niño Dios Alcalde. Encabezó la procesión el flamante obispo Braida.

El Tinkunaco, la más emotiva y grande festividad religiosa de La Rioja, se revivió este lunes con la representación en la céntrica plaza 25 de Mayo del encuentro del santo patrono San Nicolás de Bari con el Niño Jesús Alcalde, con la concurrencia de miles de fieles de toda la provincia y provincias vecinas, encabezada por el flamante obispo Dante Braida.

Braida, designado obispo de esta jurisdicción eclesiástica el pasado 12 de diciembre por el papa Francisco, presidió la celebración junto al gobernador de La Rioja, Sergio Casas, a quien acompañó como invitado el gobernador de Salta, Juan Manuel Urtubey.

Durante la ceremonia religiosa en reconocimiento a la autoridad superior en el Niño Alcalde, el intendente de la capital riojana, Alberto Paredes Urquiza, depositó las Llaves de la Ciudad que mantendrá hasta el 3 de enero, cuando concluyan las fiestas de celebración del Tinkunaco.

Por su parte, el gobernador Casas depositó su Bastón de Mando en la imagen de San Nicolás de Bari, invocando su protección y guía para conducir los destinos de la provincia.

Luego se cantó el Himno a San Nicolás y se acompañó el retorno de la imagen de San Nicolás de Bari a la Catedral junto al Niño Alcalde, donde juntos recibirán durante tres días las manifestaciones de fe y cariño de la feligresía riojana.

Casas luego de la ceremonia dijo a los medios de prensa local que "hemos tenido la grata visita del gobernador Urtubey a esta fiesta única. Es un hombre de fe y lo invitamos a la fiesta de nuestro Tinkunaco".

"Es el último día del año y tenemos que vivirlo haciendo una reflexión de todo lo que ha pasado, pero teniendo la fe y la esperanza, y pidiéndole al señor que nos colme de bendiciones para que sepamos construir entre todos esta paz que necesitamos", expresó.

"Estos tiempos no son buenos, pero son tiempos en que cada uno de nosotros tiene que poner lo mejor en beneficio de todos pero por sobre todo de los que más necesitan", manifestó finalmente el gobernador riojano.

Coment� la nota