Un regalo de cumpleaños, al mundo

Un regalo de cumpleaños, al mundo

Ya no hay dudas. El año 2014 es el año de Francisco. Para 1660 millones de católicos, y para la humanidad entera. Ha logrado avances por la paz en diferentes lugares de la tierra,  como no se habían visto en décadas.

Sabemos todos que falta mucho y los fundamentalismos, los atentados salvajes como el de los últimos días en Peshawar, los asesinatos filmados por ISIS, la toma de rehenes en Australia, marcan también un final de año triste y doloroso.

Pero, como contrapeso, como contrapartida, comienza poco a poco a desarmarse una estructura ominosa de silencio, extorsión y padecimiento hacia un pueblo pequeño, desde la potencia más importante del mundo.

Desde ayer, 17 de diciembre, día del cumpleaños número 78 del Papa Francisco, el argentino Jorge Bergoglio; EEUU y Cuba anuncian en simultáneo, y agradeciendo al Sumo Pontífice por su mediación, la reanudación del diálogo bilateral interrumpido hace más de medio siglo.

Luego vendrá la letra chica de la historia. Cuanto podrá avanzar Obama, hoy débil, hoy pato rengo, con minoría en las dos cámaras. Cuántas medidas abortarán los republicanos, cuánto juego tendrán para negarse a avalar un levantamiento parcial o total del bloqueo, ya que detrás de esto está el Papa, nada más y nada menos, sumándose a los pedidos de paz, conversaciones, y ayuda a un pueblo que sufre. Pero Obama, corrió el mojón, y ahora la pelota está en el campo de la oposición republicana.

Quizás, ante de hablar de levantar el bloqueo, la llegada de turistas norteamericanos, y la reapertura de las embajadas en Washington y La Habana, sean los primeros importantes pasos. Es muy probable que muchos cambios se produzcan en silencio y paulatinamente, tal como lo ha hecho Cuba en los últimos años, a partir de la salida del gobierno de Fidel y la llegada de Raúl Castro.  Para algunos, un verdadero gigante estratega en las sombras. Sin el carisma único de Fidel, pero con la perspicacia para cambiar mucho, sin que los grandes se den cuenta...

REGALAR, RECIBIR Y REGALARNOS

Es cierto que Francisco recibió muchos regalos, apagó las velitas con los chicos, celebró con la clásica austeridad pensando en los pobres. Es cierto que "su" San Lorenzo querido le regaló un triunfo ajustado contra un equipo amateur para llegar a la final del mundial de clubes con el Real Madrid.

Pero lo que también es cierto, es que ayer, Francisco le hizo un regalo al mundo. Le regalo un poquito de diálogo, un poco de sentido común y de cordura. Por lo menos ayer, el mundo dio un paso en camino a la paz. Faltan millones de pasos en esa senda, pero un líder religioso achicó esa brecha.

Francisco sigue tranquilo su camino. Paso a paso, firme y claro. Con los mismos zapatos con los que caminaba en el centro porteño, en Saavedra o en las villas, junto al Padre Pepe y tantos otros.

Si al fin y al cabo, todos somos hombres, simples y mortales, tratando de vivir un poco mejor. La mirada diáfana, el trato justo, cordial, y la sonrisa, son el mismo para Obama, los recicladores villeros que viajaron a Roma, o los chicos de Acción Católica de Italia que recibe hoy en audiencia.

Francisco sabe lo más importante. Sabe que nada es obra de él. Que ninguna gloria interesa. La oración constante y permanente lo acerca en un todo al Padre. Y ese Padre Bueno lo guía, siempre.

Francisco cumplió 78 años, y nos hizo un regalo a todos nosotros...

Coment� la nota