"Mis principales preocupaciones son la pastoral y la evangelización"

El arzobispo emérito de Tucumán consideró que su nombramiento "son las cosas de Dios". Sostuvo que en su última charla con el papa Francisco "ni se tocó el tema".

| Monseñor Luis Villalba, quien ayer fue nombrado cardenal por el papa Francisco, confesó que el anuncio de ayer lo tomó por sorpresa, que se enteró por la televisión y que, más allá de su amistad con Jorge Bergoglio, no esperaba tamaña distinción.

"La última vez que hablamos fue en marzo de 2013, cuando viajé a su asunción. En ese momento no había mencionado este nombramiento, ni se tocó el tema", dijo el arzobispo emérito de Tucumán. "Son las cosas de Dios", agregó.

Villalba estuvo al frente de la Iglesia local desde 1999 hasta 2011, cuando renunció por su edad (tenía 77 años, siendo el límite 75). En ese momento eligió como sede de su retiro nuestra ciudad, donde vive en una iglesia en la calle Corrientes y avenida América. Allí celebra misa, realiza las confesiones y está a cargo de la catequesis.

Consultado acerca del aporte que considera que podrá hacerle a la Iglesia Universal, el religioso respondió que desempeñará con gusto la tarea consultiva que ejercen todos los cardenales. "Mis principales preocupaciones son las relativas a la pastoral, a la evangelización. Mi aporte seguramente apuntará a esas cuestiones", afirmó.

Sacca le deseó éxitos

El diputado nacional deseó éxito en su nueva función al arzobispo emérito de Tucumán

"En los 12 años que estuvo al frente de la Arquidiócesis de Tucumán, monseñor Luis Villalba mostró una destacable cercanía pastoral con sus fieles recorriendo varias veces la totalidad de las parroquias de la provincia. Pero además, tuvo una generosa apertura hacia todos los temas sociales y políticos recibiendo en audiencia a todos los dirigentes que buscaron su consejo", recordó el diputado nacional Luis Sacca (UCR-Tucumán), el día siguiente de que el Papa Francisco nombrara cardenal al actual arzobispo emérito de Tucumán.

"Este nombramiento es un honor no solo para la provincia sino para todo el Norte argentino y es un reconocimiento a la sólida fe cristiana de nuestros pueblos. Le deseo éxitos a monseñor Villalba en su flamante función y que pueda aportar su sabiduría en esta nueva y rica etapa de la Iglesia Católica que se abrió con el papado de Francisco", declaró Sacca.

Alegría desde la Iglesia

La Comisión Ejecutiva de la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) envió hoy un mensaje al papa Francisco para agradecerle por el nombramiento de monseñor Luis Villalba, arzobispo emérito de Tucumán, como cardenal.

"Vivimos este hecho como un reconocimiento a la persona y el ministerio de un pastor que ha servido con entrega, lucidez y compromiso pastoral a la Iglesia en la Argentina. Somos testigos de su fecundo ministerio episcopal que nos ha enriquecido como Conferencia Episcopal", dice la carta enviada por la comisión ejecutiva, que preside el arzobispo de Santa Fe, monseñor José María Arancedo

Comentá la nota