Por primera vez la Presidenta es madrina de un niño judío

Por primera vez la Presidenta es madrina de un niño judío

Es el séptimo hijo varón y la ceremonia se realizó en la gran sinagoga de Paso, en el barrio de Once. Es gracias a un cambio en la ley de madrinazgo y padrinazgo presidencial.

Por primera vez un niño cuyos padres profesan la religión judía fue amadrinado por la presidenta Cristina Fernández de Kirchner por ser séptimo hijo varón, en una ceremonia que se realizó en una sinagoga de la Ciudad de Buenos Aires.

La edecán presidencial Maria Isabel Pansa fue la encargada de representar a la Presidenta, en una ceremonia inédita desde que, mediante un decreto de 2009, se modificaron los requisitos para acceder al padrinazgo o madrinazgo presidencial.

Esta tradición comenzó en nuestro país en 1907, cuando la ley 20.843 estipuló que el titular del Ejecutivo, a pedido de los padres, se convertía en padrino religioso de los séptimos hijos varones.

La Presidenta modificó la legislación incluyendo a las séptimas hijas mujeres, a los niños de religión judía, a madres y padres solteros, entre otras nuevas disposiciones inclusivas.

Iair Gabriel Tawil, de 21, años se convirtió este domingo en la primera persona que profesa la fe judía en ser amadrinado por la Presidenta, gracias a la reforma que hizo la mandataria de la ley de madrinazgo presidencial, decisión que él tomó porque "adoro su manera de hacer política, la admiro, me enorgullece ser su ahijado y quisiera conocerla", confesó emocionado a Télam.

En el Gran Templo Paso, ubicado en el barrio porteño de Once, se concretó la ceremonia religiosa con bendición sacerdotal que instauró el madrinazgo presidencial para el joven, séptimo hijo varón del matrimonio conformado por Ester y Salomón.

"Cuando Iair nació, en 1993, nos comunicamos con Presidencia para ver si era posible el padrinazgo presidencial y nos contestaron que no, porque la Constitución no lo permitía en esa época", contó su papá.

Coment� la nota