Primer ahijado presidencial judío, tras el encendido de velas de Jánuca con la presidenta: “Es algo emocionante y estoy muy contento”

Primer ahijado presidencial judío, tras el encendido de velas de Jánuca con la presidenta: “Es algo emocionante y estoy muy contento”

El primer ahijado presidencial judío, Iair Gabriel Tawil, de 21 años, prendió anoche las velas de Jánuca con la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en la Casa Rosada y dijo, en diálogo con la Agencia Judía de Noticias: “Es algo emocionante y estoy muy contento. Creo que esto puede ayudar a que la gente sepa qué es la festividad y aprender sobre el tema, que tiene como objetivo iluminar al mundo”.

Iair y sus padres, Avi-Nehama y Salomón Tawil, que son de Jabad Luvabitch, se reunieron con la mandataria a las 20hs, por invitación del gabinete presidencial, y mantuvieron un encuentro de 50 minutos. “Nosotros llevamos las velas de Jánuca y cuando le dijimos de prenderlas ella aceptó en seguida. Después le dejamos la menorá como regalo. Ella preguntó de qué se trataba la festividad y nosotros le contamos. Pude sacar algo muy bueno de esto”, dijo. 

Él es en la primera persona de fe judía en ser amadrinada por la presidenta, tras la reforma que se hizo en la ley de madrinazgo presidencial. “El madrinazgo significó mucho. Antes un judío no podía hacerlo y un día se reforma la ley y ahora se puede”, destacó. Además agregó que mantuvo una charla agradable con la mandataria, en donde hablaron de distintos temas.

“La verdad es que es una presidenta muy abierta y carismática. Me gustó que es muy humana y uno se siente que está hablando con un amigo. Fue un momento muy lindo de una sola vez en la historia”, dijo. La ceremonia religiosa con bendición sacerdotal que instauró el madrinazgo presidencial para el joven se llevó a cabo en el Gran Templo Paso, en el barrio porteño de Once, el viernes pasado. 

Los padres de Iair se habían comunicado en 1993 con la presidencia para ver si era posible el padrinazgo presidencial, pero se les había negado el pedido ya que la constitución no lo permitía en esa época. Este año el joven se enteró del nuevo cambio en la ley e inició los trámites para poder acceder a ese privilegio.  

El titular del Ejecutivo Nacional puede apadrinar a los séptimos hijos varones católicos desde 1907, según la ley 20.843, la cual fue modificada por decreto presidencial en el 2009 para admitir a personas de otras religiones, mujeres, madres y padres solteros y niños adoptados.

Coment� la nota