¿Es posible erradicar el odio a los judíos?

¿Es posible erradicar el odio a los judíos?

Las imágenes eran desgarradoras, cuerpos destrozados por la violencia humana encuadraba las horripilantes imágenes de los campos de concentración.

 

 

La opinión mundial era casi unánime , se había llegado demasiado lejos con el odio a los judíos.

El 29 de Noviembre de  1947 se realizó una votación en la ONU relativamente fácil para la creación de un estado judío.

Se les entregaba una tierra árida rodeada de enemigos en todas sus latitudes.

Setenta años después, Israel es una realidad.

Un país desarrollado y moderno, en la vanguardia de la alta tecnología.

Hoy, la mayoría de las acciones que se toman en la ONU son antisraelíes.

Existen varios grupos que piden boicotear al estado de Israel y muchos piden su desaparición dentro de las naciones del mundo.

¿Qué cambio? ¿Qué volvió a los judíos de las víctimas del nazismo al villano favorito del mundo atacándolo de una forma desproporcionada al comportamiento del resto de las naciones?

Los judíos han sido acusados de todo.

Desde arrogantes a comunistas.

De estafadores a querer adueñarse del mundo.

Se les ha juzgado por vivir cerrados o de tomar las riendas de los países donde viven.

De no mezclarse o de tener una fe herética.

Los judíos en la España del siglo XV cansados de tanto peregrinar, al ser presionados por los reyes católicos para abandonar España o dejar atrás su judaísmo y convertirse al cristianismo, decidieron por miles tomar el camino del bautismo.

Ser judío era demasiado complicado y peligroso.

Educaron a sus hijos en escuelas cristianas y una gran mayoría ocultaron sus raíces para terminar de una vez por todas con este sino que tantas agonías les había deparado.

Más sin embargo ahora la persecución se volteó hacia los nuevos cristianos.

Eran frecuentemente cuestionados para encontrar si mantenían sus viejas costumbres que eran obtenidos con torturas y castigados con la hoguera.

Les fueron prohibidos varios trabajos hasta por  tres generaciones.

El odio de Hitler no estaba especialmente dirigido hacia los judíos observantes. El objeto de su odio eran principalmente los judíos que se habían mezclado dentro de la sociedad alemana que habían renunciado a todas sus tradiciones y se consideraban a si mismos alemanes. Muchos habían sido héroes de la  Primera Guerra Mundial.

Habían decidido acabar con cualquier resto de su judaísmo.

Las leyes nazis hablaban de pureza de sangre, por lo que cualquiera que tuviera sangre judía hasta en tercera generación debía ser aniquilado.

Dentro del comunismo ruso se encontraban gran cantidad de judíos.

Encontraban en estas nuevas ideas de igualdad la posibilidad finalmente de mezclarse como rusos comunes y no ser vistos como judíos sino como simples camaradas.

Varios de ellos perdieron la vida luchando por las ideas comunistas hasta que lograron la victoria.

Solo hasta encontrarse con Stalin que aniquiló sistemáticamente a todos los miembros del sistema con ascendencia judía….

Herzl un judío asimilado lo entendió y decidió organizar el primer congreso sionista ya que pensaba que solo un estado podía cuidar de los judíos que por más que lo intentarán, tarde o temprano iban a ser marcados.

Pasar tres generaciones sin ningún indicio de judaísmo son muchos años antes de quedar a salvo de la mayoría de los decretos de exterminio.

Entonces, si cuando los judíos ya no se interesaron por el judaísmo y estaban dispuestos para cambiar cualquier cosa para vivir en paz, no lograron erradicar el odio, ¿Cuál es la raíz de este?

Porque un judío que ya no es judío que además puede odiar cualquier relación con los judíos ¿Es igualmente visto cómo judío?

¿Cuál es la semilla que germina en campos fértiles para crear un antisemitismo que puede  llegar a atrocidades  como el de la Alemania Nazi?

Creo que para poder contestar estas preguntas habría que remontarse a la época del Talmud donde los judíos al ser desterrados de su tierra, para mantener sus tradiciones, escribieron en el Talmud todo el conocimiento oral que se tenía para poder estudiarlo en cualquier parte del mundo.

Esto parece simple en esta época, pero en los primeros siglos de la era moderna hacía una gran diferencia en un mundo mayoritariamente analfabeta.

Los estudios del Talmud además de la necesidad de leer y escribir, reclamaba una capacidad de lógica y concentración importante lo cual desarrollo la capacidad analítica de los judíos.

Estas capacidades fueron primeramente aprovechadas por el mundo en general ya que los judíos desarrollaban parte del comercio de donde se establecían por lo que eran llamados por estados para establecerse, desarrollarse… y pagar impuestos.

Los reyes cuidaban a los judíos en guetos cual ganado, ya que estos les proporcionaban recursos para las arcas monárquicas.

Hasta que llegaba un punto en que crecía tanto el odio por lo cual eran exterminados o expulsados.

La necesidad de sobrevivencia se insertó en una necesidad de progresar.  Sabían que si no se sobresalía, las posibilidades de vivir eran escasas.

Siglos después, encontramos un porcentaje anómalo en el número de premios Nobel, doctores, artistas de ascendencia judía entre otros destacados profesionistas.

El antisemitismo básicamente viene del miedo al ver el desarrollo de los judíos en un país en el que los no judíos los perciben como extranjeros que puede limitar sus posibilidades de desarrollo.

De hecho la historia habla lo contrario.

La aportación de los judíos dentro de los diferentes países que los han acogido como ciudadanos han hecho progresos notables en diferentes áreas tanto en el comercio, las artes, la medicina y las ciencias en general. Aunque habrá individuos que sean afectados en lo personal, Hitler se quejaba que no podía triunfar como pintor ya que los judíos controlaban las galerías de arte, los países en general se han desarrollado con la aportación judía.

Ejemplos los podemos encontrar en la actualidad con Estados Unidos o en la época de oro de España antes de la expulsión.

Claro que no todo mundo ve al judío como una amenaza. Esto puede pasar de una total indiferencia, antipatía, simpatía o en algunos casos admiración.

Pero no se puede negar que existe una parte de la población de cualquier país que va a tener sentimientos antisemitas.

Esto tendrá que ver por el grado que afecten  intereses personales o que ocupen nichos que sean deseados por otros individuos.

Así también vemos países que aceptan de buen grado al estado de Israel como otros que ven una gran amenaza y competencia a su desarrollo como país.

Si esto es así, ¿Qué se puede hacer?

Primeramente aceptar que el antisemitismo es algo que va a existir como existen otros males en la humanidad y que viene ligado a sentimientos muy profundos en los seres humanos.

Por otra parte la posibilidad de dejar de sobresalir o ser víctimas de todo tipo de situaciones para ser aceptados es una opción que no es válida.

Cualquier judío que niegue sus raíces, de cualquier manera será señalado como tal.

El estado de Israel es una necesidad vital de cualquier judío que, independientemente de sus creencias, debe de apoyar ya que es una opción que ya ha salvado miles de vidas al emigrar a Israel de países abiertamente hostiles.

Creo además de que el judaísmo tiene elementos muy ricos que deberían de ser exportados abiertamente con un sello judío al resto del mundo para de esta manera crear mejores lazos y tratar de esta manera disminuir este flagelo que tanto sufrimiento ha causado a tantos seres humanos que por más que han tratado de eliminar, es una marca imposible de borrar.

Comentá la nota