Políticos y líderes religiosos argentinos, unidos por un manifiesto por la paz

Políticos y líderes religiosos argentinos, unidos por un manifiesto por la paz

 Políticos de distintos colores partidarios, empresarios y líderes religiosos católicos, judíos, musulmanes y protestantes firmaron una solicitada publicada hoy en los medios argentinos, bajo el título "Manifiesto por la paz", en respuesta a los atentados terroristas ocurridos en Francia, la semana pasada. 

Los firmantes de la solicitada, reivindican los valores de la paz, la justicia y el derecho, en un marco de conmoción mundial por los ataques terroristas ocurridos en París la semana pasada.

Entre los firmantes se encuentran el cardenal Mario Poli, el rabino Abraham Skorka, el religioso musulmán, Omar Abboud, el líder de la Comunidad Protestante, Marcelo Figueroa.

Asimismo, firmaron la solicitada, el gobernador bonaerense Daniel Scioli, el jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, el diputado nacional Sergio Massa, el gobernador de Córdoba, José Manuel de la Sota, y el de Mendoza, Francisco Pérez, y varios otros políticos, periodistas y legisladores.

Texto completo del manifiesto por la paz:

En estas horas difíciles y cruciales para la humanidad toda, personas e instituciones laicas y de fe de nuestro país, sin distinción de pertenencias religiosas, confesionales, tradicionales, culturales, políticas o étnicas, medios de comunicación, periodistas y artistas que suscribimos al pie, nos unimos para defender la libertad de comunicación y el derecho a vivir nuestras creencias, sostener y defender la Paz, la Justicia y el Amor, reconociéndolos como dones y bienes supremos y divinos, como así también el derecho a la libertad e comunicación, ejercida en el marco de la responsabilidad y el respeto.

Respetamos en su esencia todos y cada uno de los credos. Del modo en que cada persona acostumbra hacemos nuestras intenciones del Papa Francisco para acompañar en estas horas "el sufrimiento de los heridos y a las familias de los fallecidos..." en las tragedias acontecidas en París la semana última, al tiempo que reafirmamos nuestra voluntad de "...ser conscientes y librados de la crueldad de la que es capaz el hombre...". Rogamos "también por los crueles, para que el Señor cambie sus corazones".

Condenamos y nos oponemos como Francisco a "toda instigación y difusión del odio y de cualquier forma de violencia física y moral que destruya la vida humana, viole la dignidad de las personas o socave radicalmente el bien fundamental de la convivencia pacífica entre las personas y los pueblos, más allá de las diferencias de nacionalidad, religión y cultura.

Creemos fielmente que todos los hombres tienen derecho a expresar y comunicar en paz sus ideas, y que las divergencias deben resolverse con el diálogo y la reflexión. La creación artística, la libertad de comunicación y el acceso a la información no pueden estar condicionados por la violencia y la amenaza a la vida como forma y método de extorsión o coacción en el siglo XXI.

Finalmente manifestamos, tomando de nuevo las palabras del Papa, que "el respeto al otro debe ser cultivado, trabajando en constancia por la Paz, la Justicia y el Derecho, para sanar en profundidad las causas del odio".

¡Salam, Shalom, Paz!

Coment� la nota