Para el presidente de la DAIA: “La sociedad argentina quiere respuestas, quiere la verdad.”

Para el presidente de la DAIA: “La sociedad argentina quiere respuestas, quiere la verdad.”

En diálogoc con la Agencia Judía de Noticias (AJN) el presidente de la DAIA, Julio Schlosser, sobre el objetivo que tendrá la convocatoria que se llevará a cabo hoy desde las 18.30 en la puerta del edificio de la AMIA por “verdad y justicia” en la causa por el atentado de 1994. “Convocamos a todo el pueblo argentino”, precisó.

“La sociedad argentina, ante los hechos de público conocimiento, quiere respuestas, quiere la verdad. Y a partir de allí construir una Argentina más justa. No alcanza con dar respuestas, hay que llegar a la verdad porque la verdad es el primer paso para llegar a la justicia. No hay justicia sin verdad.”, recalcó hoy Schlosser en diálogo con la AJN. Si bien la convocatoria es organizada por las instituciones judías AMIA y DAIA, el dirigente aseguró que está dirigida a toda la sociedad argentina, y no sólo a la comunidad porque "estamos frente a la muerte de “un fiscal federal del Poder Judicial de la Nación”.  “La convocatoria dice claramente a toda la ciudadanía. Nosotros no convocamos a los católicos, ni judíos, ni musulmanes, convocamos a todo el pueblo argentino”, precisó el titular de la DAIA. Schlosser aseguró que realizar la convocatoria en la puerta del edificio de la AMIA ubicado en Pasteur 663, Capital Federal, un lugar con un gran “simbolismo dado que este edificio hoy a 21 años sigue siendo la representación de la impunidad”, según añadió en relación a la falta de esclarecimiento de la causa por el atentado ocurrido en 1994. El titular de la DAIA será orador, junto al presidente de AMIA, Leonardo Jmelnitzky, de la convocatoria que tiene el lema "verdad y justicia", y comenzará a las 18.30. El fiscal Nisman fue encontrado muerto ayer en su departamento de Puerto Madero. Aunque no se conocieron los detalles del hecho, trascendió que su cuerpo apareció sin vida en el baño con un disparo en la cabeza de un revólver calibre 22.  Sobre su escritorio estaba la documentación que Nisman iba a presentar en el Congreso para defender la denuncia que realizó la semana pasada contra la Presidenta y el canciller Héctor Timerman por un supuesto “encubrimiento a los iraníes” acusados de perpetrar el atentado.

Coment� la nota