Papa: con María, llevar al mundo la paz de la Cruz de Cristo

Papa: con María, llevar al mundo la paz de la Cruz de Cristo

«Que la Virgen María nos ayude a dar el primer paso cada día, para construir la paz en el amor, en la justicia y en la verdad»

El ruego del Papa Francisco en la víspera de la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz

En su primera audiencia general después de su regreso del Viaje Apostólico a Colombia, el Papa deseó a los numerosos peregrinos de tantas partes del mundo, que su peregrinación a Roma fortalezca en todos «la fe en Jesucristo, que nos llama a dar el primer paso hacia nuestros hermanos y hermanas que están en la necesidad».

El mensaje de amor de la Cruz, en la cordial bienvenida del Obispo de Roma a los peregrinos de lengua árabe, en particular a los provenientes de Oriente Medio, a los polacos y también en su aliento y bendición a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados:

«Queridos hermanos y hermanas, mañana celebraremos la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz. Recuerden siempre que por medio de la Cruz de Cristo es derrotado el maligno y vencida la muerte, nos es donada la vida y restituida la esperanza. Sepan descubrir y acoger siempre este mensaje de amor y de salvación de la Cruz de Jesús. Que el Señor los bendiga.

Saludo cordialmente a los peregrinos polacos y les agradezco por el apoyo que me brindaron con su oración durante mi Viaje Apostólico a Colombia. La Fiesta de la Exaltación de la Cruz, que celebramos mañana, nos recuerda que el camino a la santidad pasa por la Cruz. En esta perspectiva hay que mirar todo sufrimiento: la enfermedad, las injusticias, la pobreza y los fracasos. Que la Cruz sea para nosotros fuente de purificación, de vida y de fortaleza en el espíritu. Llevando con Cristo nuestras cruces cotidianas y las dificultades, aprendamos de Él la capacidad de comprender y aceptar la voluntad de Dios. Los bendigo de corazón.

Dirijo un saludo especial a los jóvenes, a los enfermos y a los recién casados. Mañana se celebra la Fiesta de la Exaltación de la Santa Cruz. Queridos jóvenes, fortalezcan su diálogo con Dios, difundiendo su luz y su paz; queridos enfermos, encuentren conforto en la cruz del Señor Jesús, que prosigue su obra de redención en la vida de todo hombre; y, ustedes, recién casados, esfuércense en mantener una relación constante con Cristo Crucificado, con el fin de que su amor sea cada vez más verdadero, fecundo y duradero».

En su saludo a los peregrinos de habla alemana, el Papa recordó la misión de los discípulos de Cristo:

«Cristo es nuestra paz y reconciliación. Como discípulos suyos, siempre debemos estar listos para dar el primer paso llevando su amor. Así podemos ser verdaderamente sal, luz y levadura en el mundo. Que el Espíritu Santo nos ayude con su gracia».

Con su oración, el Papa expresó su dolor y cercanía ante las inundaciones que en días pasados se produjeron en Italia, en particular en la región de Toscana, debido a lluvias torrenciales, dejando 8 víctimas mortales y cuantiosos daños materiales:

«Dirijo mi pensamiento y expreso mi cercanía espiritual a cuantos sufren por el aluvión que azotó el territorio de Livorno. Oremos por los que han muerto, por los heridos, por sus familiares y por cuantos están en la prueba».

Comentá la nota