El Papa lleva de retiro espiritual a los enemigos de una cruenta guerra civil

El Papa lleva de retiro espiritual a los enemigos de una cruenta guerra civil

En otra novedad de la "diplomacia del encuentro" del papa Francisco , mañana y pasado hospedará en "su casa" de Santa Marta un retiro espiritual en el que se reunirán las partes actualmente en conflicto en Sudán del Sur, país africano de 13 millones de habitantes de mayoría cristiana, sumergido en una cruenta y olvidada guerra civil.

El fin de este evento "diplomático y ecuménico" es "ofrecer, por parte de la Iglesia, una ocasión proficua para la reflexión y la oración, así como para el encuentro y la reconciliación, en un espíritu de respeto y de confianza, a aquellos que en este momento tienen la misión y la responsabilidad de trabajar por un futuro de paz y de prosperidad para el pueblo de Sudán del Sur", dijo el vocero interino de la Santa Sede, Alessandro Gisotti.

Sudán del Sur, el país más joven del mundo, se independizó de Sudán en 2011 después de una cruenta guerra civil que duró 20 años. Pero en 2013 estalló otra guerra civil de dimensiones étnicas entre el presidente Salva Kiir, miembro de la etnia mayoritaria dinka y las fuerzas de oposición del exvicepresidente Riek Machar, miembro de los nuer, el segundo grupo étnico del país y líder del mayor partido de la oposición.

Kiir, actual presidente de la república y Machar, uno de los cinco vicepresidentes, junto otros, participarán del inédito retiro espiritual, que fue convocado por Francisco en base a una propuesta presentada por el arzobispo de Canterbury, Justin Welby, cabeza de la Iglesia anglicana, según detalló Gisotti.

Pese a un acuerdo de paz alcanzado en 2015, el conflicto entre los dos grupos siguió adelante, en una guerra civil olvidada que causó estragos y hambruna: se estima que murieron casi 400.000 personas, 3,5 millones fueron obligados a irse de sus hogares y 1,5 millones (el 80% de los cuales, mujeres y niños) a escapar a países vecinos, como Kenya, Sudán y Uganda. Después de Siria y Afganistán, la población de Sudán del Sur es la tercera con más refugiados del mundo.

Mujeres de Sudan del Sur bailan durante una ceremonia que marca el reinicio del bombeo de petróleo crudo en los campos petroleros de Unity en Sudán del Sur, el 21 de enero. Fuente: Reuters - Crédito: Samir Bol

En septiembre del año pasado fue alcanzado otro acuerdo de paz en Addis Abeba, Etiopía, que contempla un gobierno de unidad hasta las elecciones fijadas para 2022. Pero sigue habiendo grandes dificultades para que funcione para superar el conflicto, desde el principio está relacionado el petróleo. Su control es "un gran premio en la lucha por el poder político y económico", indicó un informe de la ONU.

El retiro espiritual de las dos partes rivales, que fue organizado por común acuerdo entre la Secretaría de Estado y el despacho del Arzobispo de Canterbury, tiene como fin ayudar a normalizar la situación y lograr la paz.

El 60% de la población de Sudán del Sur es cristiana, mayoritariamente católica (37%) y anglicana.

Francisco hizo saber que deseaba visitar a este castigado país junto al arzobispo de Canterbury, pero el viaje debió posponerse por cuestiones de seguridad. El retiro espiritual de mañana y pasado podría abrir una puerta a esa visita.

Según detalló Gisotti, el Papa al final de retiro, el jueves por la tarde, pronunciará un discurso. "A continuación, se entregará a los participantes la Biblia firmada por el Papa Francisco, Su Gracia Justin Welby, Arzobispo de Canterbury, y por el reverendo John Chalmers, ex Moderador de la Iglesia Presbiteriana de Escocia, con el mensaje 'Busca aquello que une. Supera aquello que divide". Como conclusión, se impartirá la bendición a los líderes de Sudán del Sur, que asumirán un compromiso común por la paz", agregó.

No es la primera vez que Francisco se involucra personalmente en iniciativas de paz. En junio de 2014, después de su viaje a Tierra Santa, invitó al entonces presidente de Israel, Shimon Peres y al presidente de Palestina, Mahmoud Abbas, para una oración de paz en los Jardines del Vaticano. En diciembre de 2016, invitó al presidente de Colombia, Juan Manuel Santos y al ex presidente y líder de la oposición a los acuerdos de paz con la guerrilla de las FARC, Álvaro Uribe, en otro esfuerzo para acercar a las partes.

Coment� la nota