Papa Francisco llegó a Sri Lanka, segundo país asiático que visita en su pontificado

Papa Francisco llegó a Sri Lanka, segundo país asiático que visita en su pontificado

 El Papa Francisco llegó a Colombo, capital del país asiático de Sri Lanka, en su segundo viaje a este continente en el que también visitará Filipinas.

El Santo Padre arribó al aeropuerto internacional de Colombo a las 8:57 a.m. (hora local). En el lugar también hay una gran cantidad de personas dando vivas al Pontífice portando banderas con los colores del Vaticano, blancas y amarillas.

El Santo Padre fue recibido por dos niños que le dieron algunos obsequios como una corona de flores blancas y amarillas que portó desde que descendió del avión.

El Papa saludó luego a las diversas autoridades políticas y religiosas del país y apreció un alegre baile local ejecutado por diversos bailarines.

En este país presidirá el miércoles 14 de enero la Misa de canonización del primer santo del país, el sacerdote José Vaz, originario de la India y que murió como misionero en esta isla, en medio de la persecución que sufrieron los católicos en el siglo XVII.

La estancia en Sri Lanka se completa con la visita a la población de Madhu, en el territorio de los tamiles, enfrentados con los cingaleses en una guerra que ha durado treinta años.

Sri Lanka tiene 20 millones de habitantes de los que el 6,1 por ciento son cristianos, el 8,5 por ciento son musulmanes, el 7,9 por ciento son hindúes y la mayoría, el 76,7 por ciento son budistas.

El jueves 15 de enero, el Santo Padre partirá hacia Filipinas y llegará a las 17.45 (hora local), pero no tiene previsto ningún acto.

El viernes saludará a las autoridades, presidirá una Misa en la catedral de Manila y celebrará un encuentro con las familias en el Asia Arena.

El sábado 17 el Pontífice visitará en Tacoblan a los damnificados del tifón Yolanda que arrasó la zona en noviembre de 2013. Además, en Manila celebrará los dos encuentros que se esperan más multitudinarios de este viaje: Un acto con los jóvenes en el campo de deportes de la universidad y una Misa en el parque Rizal al que podrían asistir unos siete millones de personas, lo que sería un nuevo récord de multitudes en un evento papal.

En 1995, también en Filipinas, San Juan Pablo II presidió la Misa de clausura de la X Jornada Mundial de la Juventud que reunió a cuatro millones de personas, el evento papal más multitudinario realizado hasta ahora.

Coment� la nota