Papa Francisco: “Por el dios dinero se vende hasta la propia madre: la madre tierra”

Papa Francisco: “Por el dios dinero se vende hasta la propia madre: la madre tierra”

El Pontífice anticipa algunos de los temas de su próxima encíclica sobre el ambiente recibiendo a asociación de agricultores italianos

Se podría asegurar que el Pontífice anticipó algunos de los temas clave de su próxima encíclica sobre el ambiente recibiendo a un grupo de agricultores autónomos italianos este 31 de enero de 2015: cuidado del ambiente, no desperdiciar los alimentos, la agricultura sostenible y la distribución de la tierra.

El Papa Francisco ha dicho a los dirigentes de los agricultores italianos (Confederación Nacional de Coldiretti), que “cultivar y proteger la tierra” es un llamado y regalo de Dios para los hombres y mujeres que se ocupan con “creatividad”, “pasión” y “dedicación” en la tarea de sembrar y recoger los frutos de la tierra.

“El verbo ‘cultivar’ llama a la mente el cuidado que los agricultores tienen por la tierra, para que ésta de frutos y estos sean compartidos: ¡cuanta atención y pasión dedican a esto!” exclamó en la Sala Clementina del Vaticano. 

El Papa subrayó el papel central de la agricultura. “De verdad no hay humanidad sin cultivar la tierra; no hay buena vida sin el alimento que ella produce para los hombres y mujeres de cada continente”.

Los agricultores tienen una verdadera vocación, hay que quitar los obstáculos para que las nuevas generaciones la valoricen. Así el Papa pidió que venga reconocido la importante labor que tienen los agricultores en “las decisiones políticas y económicas”. Además para que ser agricultor sea apetecible a las nuevas generaciones.

La tierra es para los agricultores.  Al mismo tiempo, recalcó que hay que prestar la máxima atención a la demasiada sustracción de tierra a los agricultores para destinarla a otras actividades, aparentemente más lucrativas”, dijo Francisco.

Luego, al margen del texto del discurso improvisó diciendo: “También aquí domina el dios dinero”. Come se dice de aquellas personas que son capaces de vender hasta su propia madre por dinero, “aquí hablamos de vender la propia madre: la madre tierra”. 

Comentá la nota