Los obispos le propondrán al Papa que viaje a la Argentina

Los obispos le propondrán al Papa que viaje a la Argentina

Le enviaron una carta por el sexto aniversario de su elección y le harán el pedido el mes próximo en el Vaticano

En un mensaje difundido con motivo del sexto aniversario de la elección del papa Francisco , los obispos argentinos anticiparon que durante la visita que harán entre fines de abril y mayo al Vaticano le propondrán al Pontífice que "no se prive de la alegría" de visitar su país.

Fuentes eclesiásticas explicaron a LA NACION que el deseo expresado por los obispos no constituye una invitación formal. Si embargo, es la primera vez que el Episcopado lo plasma expresamente en un pronunciamiento público.

Elegido Papa en la jornada histórica del 13 de marzo de 2013, Jorge Bergoglio no regresa a la Argentina desde su sorpresiva consagración en el cónclave, cuando los cardenales lo votaron para suceder a Benedicto XVI, que había renunciado un mes antes.

Además de la declaración en la que anticipan la sugerencia que le harán a Francisco. los obispos argentinos le enviaron en las últimas horas al Papa un "saludo afectuoso y fraternal", en una carta firmada por el presidente del Episcopado, Oscar Ojea, y el secretario general, Carlos Malfa, que participan de la asamblea plenaria que delibera desde el lunes en Pilar.

En dicha misiva, le agradecen especialmente a Francisco su "ministerio de Buen Pastor para toda la Iglesia " y piden que "Dios lo bendiga y siga asistiendo con su Espíritu Santo para confirmarnos en la fe y María Santísima lo cubra con su manto".

"La alegría de la visita"

Como lo dejaron asentado en el pronunciamiento público, los obispos le transmitirán al Papa que "no se prive de la alegría de visitarnos", durante la visita ad limina que el conjunto del Episcopado realizará al Papa en tres grupos, entre abril y mayo de este año.

En el primer turno viajarán a Roma los obispos de las regiones platense, del litoral y del nordeste, entre los que se encuentran los arzobispos de La Plata, Víctor Fernández, y de Santa Fe, Sergio Fenoy. Partirán el 28 de abril, un día después de la beatificación en La Rioja del obispo Enrique Angelelli, proclamado mártir por Francisco, al igual que los sacerdotes Carlos de Dios Murias y Gabriel Longueville, y el dirigente laico Wenceslao Pedernera.

Entre el 5 y el 11 de mayo irán a ver al Papa los obispos de la región Buenos Aires (Oscar Ojea y el cardenal Mario Poli, entre otros), y del 12 al 18 de mayo será el turno de los pastores de las regiones Patagonia, Centro, Cuyo y noroeste del país.

"Nos admira reconocer en su persona una austeridad ejemplar, una laboriosidad incansable, disponibilidad constante, muchos detalles y delicadezas con tantas personas y situaciones que añoran en su persona espontáneamente", expresa el mensaje del Episcopado, que alude también a la crisis que se vive hoy en la Iglesia.

"Nos contagia su paz y fortaleza en medio de grandes desafíos, como el doloroso drama de los abusos", señalan los obispos.

Luego de dejar asentadas sus enseñanzas, gestos y palabras, recuerdan que "la opción por los más pobres se plasmó en diversas obras de misericordia, como en los cordiales almuerzos con indigentes en Roma o acudiendo a las cárceles, hogares de rehabilitación y a tantas periferias existenciales, que son una prioridad en sus viajes misioneros".

La visita a Roma

El viaje conjunto de los obispos al Vaticano, que esta vez se hará en tres tramos, comprende una reunión con el Santo Padre y encuentros con distintos organismos de la Santa Sede.

Como hizo también el Episcopado de Venezuela en septiembre de 2018, los obispos presentarán un informe detallado de la realidad pastoral de cada diócesis, por lo que al Papa le llegará una evaluación de primera mano de la situación social que atraviesa cada provincia y cada región en el país.

La última visita ad limina del Episcopado argentino se realizó en marzo de 2009, cuando el entonces cardenal Jorge Bergoglio encabezó la delegación que visitó a Benedicto XVI. En esa ocasión, el papa alemán describió la "profunda crisis de valores de la cultura" que padecía la Argentina -gobernada en ese tiempo por Cristina Kirchner-, así como los desafíos del "escándalo de la pobreza y la exclusión social".

Además de reunirse con Francisco, los obispos peregrinarán a las cuatro basílicas mayores de Roma y las tumbas de San Pedro y San Pablo.

Los obispos que viajarán en el primer turno iniciarán la visita con una misa en la Iglesia Argentina de Roma, el 28 de abril, para rezar y dar gracias por la beatificación de los mártires de La Rioja.

Coment� la nota