Obispos argentinos: Continuidad con cambios

Obispos argentinos: Continuidad con cambios

Algunos medios argentinos se apresuraban a dar por terminada la etapa de José María Arancedo al frente de la Conferencia Episcopal Argentina. Argumentaban su próxima edad jubilatoria. Nosotros desde Tres Líneas no. Y nos jugamos, con información de buena fuente, por su continuidad. Sería bueno recordar que Bergoglio también estaba para jubilarse... y miren las actividades que esta realizando ahora!

 

Continuidad con cambios. Hay un apoyo muy fuerte desde la Santa Sede a la figura de Arancedo, que ha podido conciliar con inteligencia, perspicacia y astucia, ese rol de voz de los fieles argentinos, con sus problemas, logros y necesidades, y esa exigencia constante de algunos sectores   poderosos de exigir siempre definiciones de un lado y otro de la grieta. A Arancedo, como a Francisco, no lo corren con eso...

Los cambios tienen que ver con la renovación lógica. Poli, Malfa, Cargnello, Uriona, y tantos otros, tendrán cada día más voz en el rumbo que tome la iglesia argentina. Una iglesia que quiere mirar a 360 grados. La premisa son los dramas sociales, sin dejar de reconocer los logros en re distribución e igualdad de oportunidades, los avances en la legislación contra el aborto, por un lado, y el debate actual sobre la ley de fecundación asistida a nivel nacional, por otro.

Los tiempos y las reflexiones de la iglesia se manejan en otra dimensión, con otras exigencias, y miradas más de largo plazo. El reemplazo directo que algunos creían entre Poli y Arancedo fue inviable. La iglesia no obra así. La experiencia del terreno recorrido es valiosa, y Arancedo sin ninguna duda transmitirá a Mario Poli mucho de su camino recorrido.

Continuidad con cambios, para esperar la llegada de Francisco, que podría convertirse en realidad en Tucumán en el 2016, de cara al Congreso Eucarístico Nacional.

Coment� la nota