Nunca tan unidos, nunca tanta coincidencia

Nunca tan unidos, nunca tanta coincidencia

Son los primeros días de trabajo. Nos preparamos para la Navidad. La redacción de Caminos Religiosos vive todo con la novedad de las miradas de los niños. Los primeros acuse de recibo, los apoyos, las palabras de aliento, el incremento paulatino, lento y constante de adhesiones, citas en las redes sociales y los clásicos "Me gusta" en Facebook.

El simple "gracias", otra vez no alcanza...

Queremos compartir con todos la algarabía de los primeros objetivos cumplidos, y los desafíos que se presentan. Caminos se convirtió efectivamente, en ese lienzo que recibe todas las diferentes tramas, colores y temas.

Pero ahí aparece el milagro. Con pinceles y texturas distintas, desde el país, el mundo, las nuevas y viejas voces, los carismas, las lecturas, los libros sagrados, parecen encontrarse, unirse, abrazarse, en un solo cuadro, en una sola obra...

En el tiempo del milagro de la Navidad, cuando Dios se hace hombre en ese niño, en ese pesebre, en esa desprotección y pobreza. En ese rostro de la joven María, frágil y al mismo tiempo fuerte para confiarse en el Señor. En esos brazos trabajadores de José, que asiente, confía, y emprende el camino a Belén. La Navidad es probreza, fe, barro, semilla que germina en un pueblo, y con su mensaje de unidad inunda toda la humanidad. Nadie queda indiferente ante la experiencia del amor recíproco, del amor del Padre, que se hace uno con su hijo, que se entrega al mundo.

Por eso, ninguno de los que trabajamos en Caminos somos los mismos, desde el día que que nació la idea, y empezamos a encontrarnos con un mundo nuevo, con distintas religiones, voces, miradas, que tarde o temprano confluyen en un solo mensaje: Unidad en la diversidad, armonía en las diferencias, guía y faro de amor, esperanza y fe para todos los hombres.

El mensaje navideño llama a todos por igual. Se irradia al mundo, y le ofrece una invitación ineludible: ¿Y si nos encontramos con el hermano que sufre en un abrazo? Todo esto sentimos haciendo este portal...

Caminos Religiosos despierta por un lado, la certeza por la síntesis de noticias, y por otro lado, la sorpresa por la variedad y riqueza de todas las religiones. Las religiones involucradas, aportando, en cada tema, porque el hombre no puede disociarse de su esencia de fe, de esperanza.

Recorrer la página es maravillarse de los temas que abordan las religiones hoy. Pero lo más importante, es evidenciar la unidad y las coincidencias en las informaciones.

La Iglesia Católica en permanente apertura y mencionando los logros de la comunidad judía y musulmana. La AMIA y la DAIA destacando la figura del Papa Francisco, y los lazos de diálogo interreligioso.

El Islam siempre presente, aportando una mirada amplia, abierta, y buscando permanentemente el encuentro. Una cultura del encuentro que tiene que ver con todos. Y nuevamente la figura de Francisco homenajeada como sinónimo de valentía para proponer un cambio...

El cambio es muy simple: Un mundo más justo, un mundo más simple, con diálogo, con menos pobres, y por ahí menos ricos. Un mundo de encuentro, para todas las familias, para todas las vocaciones, para todas las religiones...

Esto ponemos al pie del árbol, en la puerta del pesebre, con la humildad de los pastores, entregando aquellos pocos dones que tengamos, para que sean buena herramienta de comunicación, de diálogo, encuentro y cambio...

Y en Caminos Religiosos queremos ser parte de ese cambio...

Coment� la nota