Nuevo milagro reconocido en Lourdes; es el septuagésimo

Nuevo milagro reconocido en Lourdes; es el septuagésimo

La curación milagrosa de sor Bernadette Moriau atestada por el Bureau Médicale del santuario mariano más famoso del mundo

Este domingo, 11 de febrero de 2018, el obispo de Beauvais, monseñor Jacques Benoit-Gonin anunció el reconocimiento oficial del 70º milagro de Lourdes. Se trata de la curación de una religiosa, sor Bernadette Moriau, que desde hace muchos años sufría de una grave parálisis. 

  

La religiosa, que actualmente tiene 79 años, padecía desde finales de los años sesenta el “síndrome de la cola de caballo”, que ocurre cuando las raíces nerviosas en la base de la columna vertebral se comprimen. Desde 1987 no podía caminar. 

  

El milagro sucedió el 11 de julio de 2008, pero fue anunciado diez años después, el día de la fiesta de Nuestra Señora de Lourdes (11 de febrero), en el 160°aniversario de las apariciones de la Virgen a la vidente Bernadette Soubirous. Sor Moriau es una religiosa de las Franciscanas Oblatas del Sagrado Corazón de Jesús. Esto es lo que relató en un video difundido por la diócesis de Beauvais.  

  

«En febrero de 2008 mi médico me invitó al peregrinaje diocesano a Lourdes, programado del 3 al 7 de julio... Yo nunca había estado desde que me había enfermado… En la gruta advertí la presencia misteriosa de María y de la pequeñaBernadette... En ningún momento pedí la curación. Pedí la conversión del corazón y la fuerza para proseguir mi camino de enferma». 

  

Al volver a su comunidad de Besles, en Beauvais, se dio la curación. «El 11 de julio, durante nuestro tiempo de adoración en comunión con Lourdes, revivía en mi corazón el momento fuerte de la bendición de los enfermos con el Santísimo Sacramento y advertí verdaderamente esta presencia de Jesús… Al final de la adoración sentí en mi cuerpo una sensación de calor... me sentí bien». 

  

El obispo Benoit-Gonin, en el comunicado de la diócesis, añadió: «El 11 de julio, hacia el atardecer, sor Bernadette Moriau pasó cierto tiempo en adoración que vivió en comunión con Lourdes y el peregrinaje que acababa de hacer. Al volver a su habitación, se sintió llamada a deshacerse de sus prótesis: el corsé, las muletas, y detuvo el neuro-estimulador... Inmediatamente se puso a caminar sin ninguna ayuda, de manera completamente autónomo. He llamado como testigos a sus hermanas y constataron el cambio». 

  

El médico de la religiosa tomó acto de la curación, que fue sucesivamente presentada al Bureau Médical International de Lourdes. El caso fue examinado durante la reunión anual del comité médico, el 18 y el 19 de noviembre de 2016: el veredicto fue aprobado por todos los médicos menos uno, quienes concluyeron que la curación de sor Moriau sigue siendo inexplicable para «nuestros actuales conocimientos científicos». 

Coment� la nota